• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Hace 11 años, exactamente el 6 de diciembre de 2001, Nicaragua interpuso la demanda contra Colombia ante la Corte Internacional de Justicia, CIJ, con sede en La Haya, Holanda, para establecer sus fronteras en el Mar Caribe.

Francisco Aguirre Sacasa, quien era Canciller de Nicaragua, recuerda el detonante de esa queja y explica cómo Colombia movía las piezas a su favor, valiéndose de tratados con Honduras y con Costa Rica, que pretendían establecer de hecho la frontera con Nicaragua en el meridiano 82.

Lo que tenía NicaraguaEn tanto, Eduardo Montealegre, también excanciller de la república, destacó que dos años antes, el 8 de diciembre de 1999, Nicaragua decidió entablar una demanda de límites marítimos contra Colombia por el paralelo 15.

“La demanda de Nicaragua contra Honduras va íntimamente vinculada con la demanda de Colombia. Fue parte de la estrategia de Nicaragua. Una cosa sin la otra no hubiera sido exitosa”, dijo Montealegre.

Hubo intentos de diálogo
Para 2001, el entonces Canciller de Nicaragua, Francisco Aguirre Sacasa, intentó establecer un diálogo franco con el gobierno colombiano a través de su homólogo, Guillermo Fernández de Soto, para buscar una solución bilateral sobre la demarcación de los límites marítimos en el Caribe.

Para esa época estaba en proceso la creación de la Carta Democrática Interamericana, y aprovechando las reuniones de cancilleres donde se afinaban los detalles sobre ese documento, Aguirre se acercó a Fernández y le dijo: “Tenemos un problema, resolvámoslo nosotros, amistosamente, entre los dos países”.

Y sutilmente continuó una advertencia: “La paciencia nicaragüense no es inagotable, va a llegar el momento en que nosotros vamos a demandarlos en La Haya, discutí eso con tu presidente”, le dijo Aguirre a Fernández, cuando el presidente de Colombia era Andrés Pastrana Arango.

Sin embargo, Montealegre sostiene que Colombia siempre quiso negociar con Nicaragua, pero bajo sus propias condiciones. “Recuerdo”, dijo, “que una vez, cuando el doctor Arnoldo Alemán y yo realizamos una visita a Colombia, nos reunimos con el entonces presidentes Andrés Pastrana y con su canciller en una casa de protocolo que tiene el gobierno de ese país en Cartagena”.

“Ellos, los colombianos, insistían en que llegáramos a un acuerdo, pero con los límites marítimos que ellos proponían, el paralelo 15 y el meridiano 82. Nosotros les dijimos que no aceptábamos esos límites y no hubo negociación, no llegamos a ningún acuerdo”, dijo.

Tratado de Colombia con Honduras
El excanciller Aguirre destaca que en 1999 Honduras ratificó un tratado con Colombia llamado López-Ramírez. “Lo interesante de este tratado es que había sido engavetado por diferentes gobiernos hondureños por más de 13 años, y de repente en el año 1999 --a nuestro criterio instado por Colombia--, el Congreso hondureño ratifica eso como una especie de sorpresa, uno diría una puñalada trasera a Nicaragua”, recuerda Aguirre.

Montealegre sostiene que para esa época, cuando estaba al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores, decidió recontratar como abogado de Nicaragua al doctor Carlos Argüello, actual agente en La Haya.

“Él --Arguello-- se había retirado del servicio exterior de Nicaragua y yo miré la necesidad de recontratarlo porque sabía que venían juicios importantes para Nicaragua”, manifestó.
“Nosotros, en la Cancillería, teníamos dos opciones. Una, que era demandan a Honduras y Colombia ante La Haya al mismo tiempo. La otra era, demandar primero a Honduras y luego a Colombia, y eso último fue lo que se hizo”, a manifestó.

Tratado de Colombia con Costa Rica
Por el sur, Costa Rica tenía el Tratado Facio-Fernández (firmado el 17 de marzo de 1977), donde también se había establecido el Meridiano 82 como frontera marítima entre Nicaragua y Colombia, y cedía espacios marítimos costarricenses a Colombia.

“Es decir, dos países centroamericanos habían llegado a firmar contratos con Colombia que pretendían establecer una frontera para Nicaragua de hecho, y esa frontera era el meridiano 82, y (aunque) en el caso de Costa Rica no se ratificó, pero nosotros veíamos que había como una mano pachona, una intención colombiana de establecer frontera marítima e ir arrinconando a Nicaragua. Ese es el ánimo que nosotros veíamos en esto”, manifiesta el excanciller Francisco Aguirre.

Equipo azul y blanco
En la época de Emilio Álvarez Montalbán --quien fungió como Canciller de la República entre enero de 1997 y septiembre de 1998--, se crea una comisión de excancilleres y cancilleres para abordar temas territoriales, al cual Francisco Aguirre Sacasa denominaba “Equipo azul y blanco”.

El grupo estaba integrado por el padre Miguel D'Escoto Brockmann, Alejandro Montiel Argüello y Enrique Dreyfus, según recuerda Aguirre. El equipo tenía la misión de “forjar una especie de visión de nación de cara a nuestros problemas con nuestros vecinos y que eran esencialmente problemas de límites”, recuerda, agregando que se reunían ocasionalmente.