•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Mientras algunos analistas interpretan como “temor” de Costa Rica el invitar a Cuba a participar como mediador en el litigio con Nicaragua sobre el humedal de Harbour Head, porque este país podría lograr nuevamente un resultado favorable en la Corte Internacional de Justicia, CIJ, de La Haya, el experto en Derecho Internacional, Mauricio Herdocia, considera que ambas naciones tienen el deber de dialogar sin mediadores.

Herdocia recordó que la propia CIJ ha alentado el mantenimiento de un diálogo y comunicación permanentemente, para establecer mecanismos de coordinación en el combate contra la narcoactividad, y preservar el medio ambiente en esa zona que la CIJ califica como “en disputa”, en tanto emite un fallo definitivo.

No se requiere de intermediarios

Herdocia consideró que lo que debe pedir Costa Rica a Nicaragua es que se establezca ese diálogo bilateral, “sin requerir intermediarios, porque los dos países han ingresado en una espiral de recursos a terceros y a organismos internacionales, porque se ha generado esa brecha de relación bilateral”, recomendó Herdocia, agregando que hay que aprovechar los canales diplomáticos.

Por su parte, Irving Dávila Escobar, también especialista en Derecho Internacional, considera que el Gobierno de Costa Rica, encabezado por su presidenta Laura Chinchilla, quiere ahora resolver sus diferencias territoriales con Nicaragua de forma bilateral, luego de ver el fin que tuvo la demanda de Nicaragua contra Colombia, en la cual Nicaragua recuperó más de 100,000 kilómetros cuadrados de territorio en el Mar Caribe que antes eran ocupados por la fuerza por Colombia.

Sin embargo, Dávila considera que no hay un espíritu conciliador de parte del Canciller de Costa Rica, Enrique Castillo, porque siempre que lo escucha hablar sobre los litigios con Nicaragua, usa un “vocabulario belicoso”.

“Canciller no es conciliador”

El canciller Castillo mencionó el miércoles la posibilidad de que el Gobierno de Cuba, dirigido por el presidente Raúl Castro, asuma el papel de “componedor” en los conflictos entre Costa Rica y Nicaragua, según declaraciones publicadas en el diario costarricense La Nación.com.

“Hemos venido desarrollando un acercamiento progresivo a los países del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) y esperamos que ellos puedan, si se da el caso, interceder en un diálogo con Nicaragua”, dijo Castillo el miércoles pasado en alusión a Cuba y Venezuela, sin detallar a cuál de los litigios con Nicaragua se refería.

Aún así, Dávila valora que si Costa Rica quiere usar la vía bilateral para acordar la frontera marítima que ahora tiene con Nicaragua --y que antes tenía con Colombia en el Mar Caribe--, considera que en ese caso “no hay nada que discutir, porque ese es un hecho decido por la CIJ”.

Todos los casos en la CIJ

Con relación al humedal Harbour Head, que Costa Rica llama “Isla Calero”, Dávila manifestó que ese caso también ya está radicado en la CIJ y solo resta esperar la sentencia del Tribunal Internacional, incluso con una contrademanda de Nicaragua por el daño ecológico y ambiental que causa Costa Rica al construir una carretera a la orilla del río San Juan de Nicaragua.

“Ellos (Costa Rica) es posible que estén previendo que la solución sea favorable a Nicaragua (en la sentencia de la CIJ), entonces quieren evitar una derrota jurídica internacional, para que esto se convierta en un diálogo entre los dos países”, expresó Dávila.

El conflicto

Costa Rica y Nicaragua se mantienen enfrentados desde octubre de 2010, cuando el Gobierno tico acusó a su vecino de invadir con militares y civiles, una porción de la llamada “Isla Calero” y de causar daños ambientales.

Ticos usaron “el último recurso”

El experto en Derecho Internacional, Irving Dávila Escobar, cree que Costa Rica está intentando acudir a “amigables componedores” para que medien en el asunto y “no se llegue al extremo de quedarse solo con la sentencia de la Corte Internacional de Justicia, CIJ”.

Dávila valoró que Costa Rica “utilizó el último recurso como primer recurso”, cuando demandó a Nicaragua ante la CIJ.

Por su parte el comandante Edén Pastora, que dirige las labores de limpieza de sedimentos en el río San Juan, manifestó ayer que dicha propuesta es “retrasada”, porque se debió pensar hace dos años y no ahora que el caso ya está radicado en La Haya.

Pastora está seguro de que Nicaragua ganará también la demanda interpuesta por Costa Rica en la CIJ, porque está respaldada por el Tratado Jerez-Cañas y los laudos Cleveland y Alexander, que dan la razón a Nicaragua sobre su soberanía total en todo el recorrido del río San Juan.