Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Ante los ardorosos reclamos de los diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, por el constante aumento en el precio de los combustibles, el jefe de la bancada del Frente Sandinista, Edwin Castro, propuso ayer “nacionalizar” la importación de petróleo como mecanismo para disminuir los costos de sus derivados.

Pese a la baja en el precio internacional del barril de petróleo en las últimas semanas, la merma no se observa en el costo de los combustibles, por el contrario, va en aumento.

Esta situación provocó la airada reacción de los legisladores liberales, entre ellos, Freddy Torres, quien no descartó una confabulación entre las instituciones reguladoras del sector, el gobierno y las empresas petroleras para “meterle la mano a la bolsa” a los consumidores.


Pide investigación
Torres pidió una “seria investigación” acerca del porqué el precio de los combustibles no baja en la misma proporción que el del petróleo; incluso, casi exigió -–con el apoyo de sus colegas-- que en la Ley de Reformas y Adiciones a la Ley de Suministros de Hidrocarburos, se incluyera un artículo para “regular” el precio interno de los derivados del crudo.

La reforma a la Ley de Hidrocarburos fue aprobada ayer en lo general, pero el diputado Castro –-que además es miembro de la Comisión de Infraestructura-- dijo que en lugar de incluir ese nuevo artículo, se elaborará una nueva iniciativa de ley para “estatizar” la importación del petróleo.


Navarro en contra
El primer secretario de la Asamblea Nacional y diputado del PLC, Wilfredo Navarro, reaccionó inmediatamente argumentando que la propuesta de Castro “es inviable porque atenta contra la libre empresa”.

Navarro, uno de los acérrimos defensores de los consumidores y crítico del comportamiento de los precios de los combustibles, dijo que “nunca una ley garantizará una baja automática de los precios de los derivados del crudo”.

Para Navarro “es un error creer que una ley obligará a bajar los precios de los combustibles”. Añadió que en el comportamiento de precios no sólo influye el costo del barril del petróleo, sino también otros factores que no podrían regularse a través de una ley.