• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Con el fin de ordenar la legislación del país y considerando que “la proliferación o sobreabundancia de las leyes que llevan a la contaminación legislativa de todo el ordenamiento normativo del país”, los diputados ante la Asamblea Nacional aprobaron esta semana la Ley del Digesto Jurídico Nicaragüense, en el cual solo se incluirán aquellas leyes que estén realmente vigentes.

El artículo uno señala que “la presente ley tiene por objeto establecer los principios y procedimientos para la elaboración, aprobación, publicación y actualización del Digesto Jurídico Nicaragüense, garantizando el ordenamiento del marco normativo vigente en el país para fortalecer la seguridad jurídica y el desarrollo del Estado de Nicaragua”.

El artículo dos establece el “contenido” del Digesto Jurídico y estatuye que “el Digesto Jurídico Nicaragüense contiene las normas jurídicas vigentes e incluye las siguientes categorías normativas: Constitución Política y otras normas fundamentales, leyes constitucionales, leyes, decretos legislativos, decretos-ley, decretos con fuerza de ley, reglamentos de leyes, decretos dictados por el Ejecutivo relativos a la organización y dirección del Gobierno, e instrumentos internacionales aprobados y ratificados por el Estado de Nicaragua”.

No habrá derogación tácita

El diputado Edwin Castro Rivera, jefe de la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, señaló que en la reforma a la Ley Orgánica del Poder Legislativo quedó establecido que cuando la iniciativa de ley que presente cualquier diputado no especifique si deroga o no otra disposición vigente, no le será recibida la iniciativa en la Primera Secretaría del Parlamento.

Esto, según Castro, también contribuirá a mantener actualizado y ordenado el Digesto Jurídico.

Con esta explicación, Castro despejó la duda de su colega de la opositora Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, Eliseo Núñez Morales, quien expresó su temor de que al aprobar una ley, se diera una “derogación tácita” de otra, sobre todo cuando se dejaba un artículo que generalmente decía “esta ley deroga todo aquello que se le oponga”.

Es por ello que Castro insistió en la necesidad de que a partir del próximo año, toda iniciativa de ley presentada debe especificar qué artículos o qué leyes deroga esa iniciativa.

Para la parte operativa, la ley crea la Dirección General del Digesto Jurídico para lo cual se nombrará a un “director general” que estará bajo la supervisión directa del Presidente de la Asamblea Nacional.

Es muy probable que la directora general del Digesto Jurídico sea la doctora Auxiliadora Acosta, quien trabajó en la elaboración de la ley y, por supuesto, en la estructuración del Digesto Jurídico junto al doctor Pablo Ferrey, asesor jurídico de la Junta Directiva del Parlamento.

Limpiar la basura jurídica

Una manera que encontraron los diputados para “limpiar la basura jurídica”, fue precisamente a través de la reforma a la Ley Orgánica del Poder Legislativo, aprobada también en la última semana de sesiones plenarias del 2012, pues a partir de su entrada en vigencia, los legisladores que presenten una iniciativa de ley están obligados a incluir en ella expresamente la derogación de cualquier disposición que se le oponga, pero especificando claramente el artículo de la ley o la ley completa que deroga su iniciativa.