elnuevodiario.com.ni
  • Bogotá, Colombia |
  • |
  • |
  • EFE

La exsenadora Piedad Córdoba dejó hoy claro que un acuerdo sobre la tierra en Colombia, el asunto clave en las negociaciones entre el Gobierno y las FARC, pasa no sólo por su tenencia, que está en manos de unos pocos, sino "fundamentalmente" por la explotación minera y las concesiones a empresas extranjeras.

En una entrevista con Efe, Córdoba afirmó que la paz en Colombia "es imposible" sin antes abordar una discusión profunda que ponga fin al problema de la tierra en todas sus facetas y con ello al conflicto rural que padece el país.

Córdoba se expresó así durante el foro sobre desarrollo agrario, inaugurado hoy en Bogotá y organizado por la ONU y la Universidad Nacional de Colombia, a pedido del Gobierno y de las FARC para recabar propuestas encaminadas a obtener acuerdos sobre la tierra.

Para la exsenadora y exmediador con las FARC para la liberación de secuestrados, el conflicto colombiano va "más allá" de la propia tenencia de la tierra, cuyo injusto reparto ha convertido a esta nación en una de las más desiguales de América Latina y del mundo.

Insistió en que la discusión debe "englobar el territorio y fundamentalmente la imposición de un sector del país, en cabeza del presidente (Juan Manuel Santos), del problema de la locomotora minera, de la extranjerización de la misma tierra y el reconocimiento de las reservas campesinas".

"Si en este tema no se llega a acuerdos, apaga y vámonos, porque va a continuar la guerra en este país", insistió.

Córdoba se refirió a las concesiones mineras que prepara el presidente Santos, quien cuando asumió su cargo, en 2010, anunció que este sector iba a ser una de las "locomotoras económicas" de su Gobierno.

Esas licitaciones y los derechos de los campesinos, en forma de constitución de zonas de reserva campesina, contempladas por ley pero que no se han hecho efectivas, deben estar en la primera línea de la discusión, insistió la exsenadora, que fue destituida por la Procuraduría por supuestos nexos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC.

Por esas razones, aplaudió la celebración del foro, donde se mostró "optimista" por el hecho de haber congregado, por primera vez, a organizaciones sociales, empresariales, organismos internacionales e integrantes del Gobierno y el Congreso.