•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |

El presidente de la Asamblea Nacional venezolana y una de las principales figuras del chavismo, Diosdado Cabello, fue reelegido este sábado en el cargo, y reafirmó que el presidente Hugo Chávez seguirá en funciones aunque no pueda jurar el 10 de enero.

"El presidente seguirá siendo el presidente mas allá del 10 de enero, a nadie le quede duda", declaró Cabello tras su nombramiento, acusando a la oposición de buscar un "golpe de Estado".

La coalición opositora, Mesa de Unidad Democrática, sostiene que el 10 de enero termina el mandato de Chávez, y por ende cesa todo su gabinete, y si no asume la presidencia para su tercer mandato en esa fecha, deberá declararse la "falta temporaria" del jefe de Estado.

Sin embargo, esa posición no es unánime, y el diputado opositor Ismael García, que había militado en el oficialismo, declaró en el hemiciclo es "de la opinión" de que el "presidente sigue siendo presidente" del país aunque no pueda asumir el día 10.

"Jamás defraudaremos al pueblo y estaremos rodilla en tierra a defender la propuesta hecha por el comandante Chávez, lo juro", dijo Cabello tras ser reelegido en la Asamblea Nacional con los votos del Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV-oficialista, que ostenta la mayoría.

Cabello recordó que Chávez "disfruta de un permiso de acuerdo con la Constitución. Y haremos que ese permiso sea cumplido", agregó.
       
Chávez recibió permiso de la AN para ausentarse del país por más de cinco días antes de viajar a Cuba, donde fue operado el pasado 11 de diciembre y donde convalece de una operación de un cáncer que le fue diagnosticado hace 18 meses.
       
Rechaza acusaciones de la oposición


El presidente tiene una insuficiencia respiratoria como consecuencia de una severa infección pulmonar lo que pone en entredicho la posibilidad de estar en Caracas el 10 de enero para la asunción de la Presidencia y había abierto todo tipo de especulaciones sobre lo que sucedería entonces.
       
La elección del titular de la Asamblea Nacional despertó una inusitada expectación ante la posibilidad de que se pudiera producir la "falta absoluta" de Chávez ese día, lo que, por mandato constitucional, llevaría a que Cabello asumiera la Presidencia del país.
       
"No es el 10 de enero lo que establece si el presidente esté en falta absoluta o falta temporal, no tiene nada que ver", dijo Cabello, al rechazar esa posibilidad como dijo anoche el vicepresidente, Nicolás Maduro, adelantando que si Chávez no está ese día jurará posteriormente ante el Tribunal Supremo.
       
El diputado señaló que la oposición "puede darle la vuelta que quiera", pero "el 10 de enero jamás ni nunca se convertirá en un espacio para que la voluntad popular del pueblo en la calle del 7 de octubre sea vulnerada".
       
"Deberíamos estar todos luchando; todos para que no sea así", añadió.  Además, rechazó las acusaciones de la oposición al oficialismo por no permitirles entrar la junta directiva de la Asamblea.
       
"Aquí no hay negociación de ningún tipo", dijo, insistiendo en que "la Asamblea es un escenario para el debate, pero no para la negociación".
       
"Tenemos un compromiso de patria, de unidad revolucionaria de lealtad suprema al líder de esta revolución, comandante Hugo Chávez, y al pueblo de Venezuela", afirmó.
       
Además, adelantó que a lo largo del año se va a "revisar total y absolutamente" el funcionamiento de la Asamblea "para que sea más eficiente" y también para que desde ella "se construya la revolución de manera más eficiente".