•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el presidente del Parlamento, Diosdado Cabello, pretenden llenar con odio y miedo el "hueco" que supone en el partido de Gobierno la ausencia del jefe del Estado, Hugo Chávez, dijo hoy Julio Borges, del principal partido opositor venezolano.
       
Si esos dos dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, "piensan que el hueco de liderazgo que tienen lo van a llenar con odio y con miedo, están equivocados; si van a elegir el odio y el miedo para tratar de ocupar un cargo que les queda grande (la Presidencia del país), están equivocados", sostuvo Borges en una rueda de prensa como coordinador del partido Primero Justicia.
       
"Tiene que haber entendimiento, diálogo, cumplimiento de la Constitución y resplandor de la verdad" entre los seguidores de Chávez, pero Maduro y Cabello "llenan su propia incapacidad y falta de liderazgo apelando al radicalismo, al miedo y al odio", insistió.
       
El también diputado añadió que Maduro lidera un grupo dentro del PSUV empeñado en que Cabello no asuma la jefatura del Estado en caso de que Chávez no jure el próximo jueves el mandato presidencial 2013-2019 que ganó en los comicios del pasado 7 de octubre.
       
El gobernante convalece en Cuba de una cirugía a la que fue sometido el pasado 11 de diciembre, en lo que fue su cuarto paso por el quirófano desde que hace año y medio se le detectó un cáncer.

Maduro le teme a Cabello, aseguran

Maduro y su grupo "niegan a toda costa a que el próximo presidente interino sea Cabello", porque defienden "la tesis de la "continuidad" del Ejecutivo del cual el primero es el vicepresidente, subrayó Borges.
       
El dirigentes opositor tildó de "cantinflada" que el PSUV pretenda que Maduro siga de vicepresidente y alegue que sea así "porque el 10 de enero termina este período presidencial y porque el 10 de enero comienza otro período, pero sin embargo continúa el mismo Gobierno".
       
"El miedo que le tiene Maduro a Diosdado Cabello es de tal magnitud que no se atreve siquiera a dejarlo encargado, porque asumiendo Cabello el Ejecutivo, piensan que no los ratificará en las posiciones que tienen", insistió Borges.
       
Este miedo "entre ellos mismos, entre fracciones del PSUV -prosiguió-, nos parece verdaderamente cruel que esté sucediendo justamente en el momento en que el presidente está enfermo".
       
Acompañado por varios diputados de la alianza Mesa de la Unidad Democrática, MUD, Borges ya aseguró anoche que la elección de las autoridades en el Legislativo respondió a un reparto de poderes en el seno del PSUV.