•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El arzobispo de la Diócesis de Managua, monseñor Leopoldo Brenes recomendó a las autoridades nicaragüenses que se mantenga la fecha del diez de enero como referencia para que los alcaldes y concejales asuman sus cargos.

Asimismo, el experto en Derecho Constitucional y expresidente de la Asamblea Nacional, Cairo Manuel López, coincidió con el magistrado del Consejo Supremo Electoral, José Luis Villavicencio, de que la Ley de Municipios y la Constitución Política de Nicaragua no establecen una fecha exacta para la juramentación de las nuevas autoridades municipales, pero considera que el período de las autoridades municipales es de cuatro años contados a partir de la posesión del cargo.

Cairo Manuel López manifiesta que, de acuerdo a la Constitución Política, que como las actuales autoridades municipales asumieron su cargo el 10 de enero de 2008 les corresponde por Ley entregarlo este jueves 10 de enero, y si el CSE pospone esa fecha estaría prorrogándoles el periodo por el que fueron electos hace cuatro años.

En tanto, monseñor Brenes, recomendó después de la misa del domingo, “que hay que someterse a esas fechas que ya son un punto de referencia en la toma de posesión de autoridades presidenciales y municipales”.

“Es triste que estemos haciendo interpretaciones a las leyes, interpretación a la Constitución, yo creo que eso crea cierta desconfianza e incertidumbre y creo que es bonito someternos a las fechas (si hay una fecha) que son puntos de referencia”, dijo

“Pero qué hermoso es que todos tengamos (en mente) que el 10 de enero asumen la presidencia los ciudadanos que ha sido escogidos, asumen la alcaldía los alcaldes y todos los concejales un puesto”, agregó monseñor Brenes.

El jerarca católico exhortó también a dejar el 10 de enero como un punto fijo para que las nuevas autoridades comiencen un nuevo trabajo, y por lo tanto, insistió en recomendar que se respete

esa fecha.

Trabajar por el bien común

Monseñor Brenes también se pronunció porque las nuevas autoridades, tanto alcaldes como concejales, asuman sus funciones en beneficio de todos los nicaragüenses.

“Que trabajen por el bien común de los municipios, que no estén buscando prebendas ni privilegios personales, sino que sean como nos ha dicho Jesús, que sean verdaderos servidores y que se distingan por buscar el progreso y desarrollo de sus pueblos. Que dejen la camiseta de sus partidos y usen una única camiseta que es la camiseta de sus municipios, la camiseta de Nicaragua”, dijo Brenes.