•  |
  •  |
  • END

Las dos principales instituciones de seguridad de Nicaragua, el Ejército y la Policía Nacional, evitaron vincularse a la polémica creación de los Consejos del Poder Ciudadano que desde el Poder Ejecutivo organiza el presidente Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo.

Por separado, tanto la primera comisionada y directora general de la Policía Nacional, Aminta Granera, como el comandante en jefe del Ejército de Nicaragua, general Omar Halleslevens, defendieron la independencia de sus fuerzas ante los vaivenes políticos y antepusieron su subordinación a las leyes ante las discusiones políticas sobre la conformación e integración de los llamados Consejos de Poder Ciudadano, CPC.

En los últimos días la creación, rechazo y posterior amparo judicial sobre la existencia de los CPC, ha enfrentado al Poder Judicial con los diputados de la Asamblea Nacional que se oponen a la creación del Ejecutivo, por considerar que los llamados Consejos son órganos partidarios del gobernante Frente Sandinista y por lo tanto no deben poseer estatus de instituciones gubernamentales.
 
Granera incómoda

“No tenemos ningún aspecto que comentar en esta situación, tal y como lo manda la Constitución, nosotros somos apolíticos, apartidarios, obedientes a las leyes, no deliberantes, subordinados al poder civil a través de la figura del Presidente de la República”, dijo con evidente incomodidad la jefa policial, a quien Ortega llamó la semana pasada para presenciar y juramentar la Comisión Nacional de Convivencia y Seguridad Ciudadana, que estará integrada por varias instancias sociales, incluyendo los CPC.

Granera, a insistencia de los periodistas sobre la participación de los CPC con la Policía, insistió en que desde hace muchos años la Policía trabaja con diferentes instancias sociales para la prevención de los delitos y que en esta ocasión no harían exclusiones por diferencias ideológicas entre poderes del Estado

“Ejército a lo nuestro”

“Creo que esas instancias que están ahí, como es el Ejecutivo, el Poder Judicial, la Asamblea Nacional van encontrar la solución para que puedan salir de esta situación en la que estamos”, dijo Halleslevens, quien evitó en todo momento a insistencia de los periodistas, de vincular al Ejército a la integración de los CPC en las medidas de seguridad ciudadana que pretende el presidente Ortega.

“Los ejércitos de todo el mundo están llamados más que todo a no meterse a crisis que generalmente llevan las instituciones, o situaciones que se pueden solucionar con los instrumentos del Estado. Dejemos que sean ellos (los políticos) los que resuelvan y nosotros los Ejércitos a lo nuestro”, dijo el alto jefe militar.

No obstante la distancia con que abordaron el tema, ambos jefes de las fuerzas de seguridad de Nicaragua llamaron a la cordura a los políticos para solucionar la crisis generada por la creación de los CPC.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus