•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Calidad no cantidad. Así se resume la respuesta del Arzobispo de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Leopoldo José Brenes, ante los resultados de la encuesta realizada por M&R Consultores, que muestra un decrecimiento de la feligresía católica, aunque continúan siendo la religión con más adeptos del país, según reveló un cuadro comparativo del Sistema de Monitoreo de Opinión Pública, Sismo, sobre las tendencias religiosas.

Por otra parte, Sismo muestra que las denominaciones evangélicas están en ascenso, lo que algunos líderes evangélicos atribuyen a su acercamiento con la gente.

Los resultados de la encuesta, efectuada entre el 17 y el 28 de diciembre de 2012, indican que los católicos siguen siendo mayoría con 52.1%; en segundo lugar, aparecen los evangélicos con 30%, y los que simplemente se identifican como creyentes representan 14.1%. Un 3.5% profesa otras religiones y solo el 0.3% se considera ateo.

El sondeo fue realizado en una muestra de 1,600 personas, tiene un margen de error de más o menos 2.5%, y un nivel de confianza de 95%. Fue realizada a través de entrevistas cara a cara.

Iglesia católica reflexionando

Monseñor Brenes reconoció que la Iglesia católica en algún momento “bajó” la acción de visitar a los feligreses --como reconoce que lo hacen los evangélicos--, pero asegura que han ido “reflexionando sobre su labor pastoral”, porque se dieron cuenta que muchos católicos habían sido bautizados, habían sido confirmados, pero no habían sido evangelizados.

Aun así, el Arzobispo opinó que las encuestas son puntos de referencia, porque considera que son solo una muestra que se realiza en determinados lugares. Observó que en la experiencia particular con su Arquidiócesis, los templos se llenan de feligreses y hasta ha tenido que solicitar que se hagan más grandes.

También asegura que ha ido creciendo el número de “laicos, fieles claros y comprometidos”, aunque expresó que “no es la cantidad lo importante, sino la calidad”.

“El trabajo que nosotros hacemos desde la evangelización, para formar a nuestros católicos en calidad de su fe y que puedan ser verdaderos testigos, creo que es más importante, porque así podemos tener calidad no cantidad”, expresó Brenes, en alusión a la disminución en el número de ciudadanos que practican la religión católica en los últimos 21 años.

Experimentar nuestras alternativas

Más que hablar de cuánto ha perdido la Iglesia católica, el pastor del Ministerio Apostolar Centro Cristiano, Augusto César Marenco, prefiere decir que la gente está experimentando otras alternativas. Considera que si bien la Iglesia católica hace una buena labor, la diferencia que hacen los evangélicos es que “llegan a la gente”, y cuando la gente tiene un problema “los evangélicos están allí, aunque sea para darles un vaso de agua”, dijo.

Marenco reconoce que nació en un seno católico, pero recuerda que fue a los ocho años cuando su familia comenzó a frecuentar una iglesia evangélica. A los 14 años ya era un hombre conscientemente convertido a la religión evangélica.

“Cada creyente un evangelizador”

Valora que la mayor particularidad de las denominaciones evangélicas es que hacen de cada miembro un “sacerdote con la misión de evangelizar”.

Los evangélicos son biblistas, creyentes de la palabra de Dios, llamados a una experiencia personal con Jesús. “Nosotros creemos que todos los creyentes son sacerdotes y eso hace una gran diferencia”, dice Marenco, agregando que la feligresía participa de manera activa en la evangelización, y por eso es que cada creyente se convierte en un predicador de las escrituras de la Biblia.

Igualmente, al reverendo Saturnino Cerrato Hogdson, Superintendente Nacional de las Asambleas de Dios de Nicaragua, le parece que la religión Evangélica acerca más a la gente a Dios.

“Ese Dios en el que ya creen, pero que creen a nivel de concepto, de idea, de tradición, nosotros los acercamos más a Dios, a Cristo, y su vida es transformada; y entonces se convierten en evangélicos, porque se dan cuenta del vacío espiritual que existía mientras eran católicos, y ahora el Dios en el que ya creían viene a ser real para sus vidas porque los transformó interiormente”, manifestó el reverendo Cerrato.

“Católicos son muy generales”

Tanto Cerrato como Marenco opinaron que la concepción de Dios del católico es muy general e institucionalizada, y es por eso que la ciudadanía se va convenciendo de que es mejor la comunidad evangélica.

Por su parte, monseñor Leopoldo Brenes aceptó que la Iglesia evangélica ha estado “haciendo un trabajo bastante positivo”, casa por casa, pero también dijo que, igualmente, hay evangélicos que se convierten en católicos.

El doctor Benjamín Cortés, Rector de la Universidad Evangélica de Nicaragua, Uenic, concuerda con algunas estimaciones de la encuestadora M&R, en relación con que la comunidad evangélica representa un 35% de la población, equivalente a unos 2 millones 100,000 personas, una cifra “significativa” para una sociedad, consideró el rector de la Uenic.

Asambleas de Dios son las más grandes

Para Cortés, el crecimiento más importante de las denominaciones evangélicas es el de la comunidad Pentecostés, aglutinada en las Asambleas de Dios, porque argumenta que han hecho esfuerzos muy importantes en el campo de la evangelización, acción social, atención a los pobres y enfermos”.

Luego menciona el bloque de las iglesias evangélicas bautistas, que tienen más de 100 años de historia, y luego está el bloque de las iglesias moravas, que predominan, sobre todo, en la Costa Caribe.

El reverendo Saturnino Cerrato, quien está al frente de las Asambleas de Dios, asegura que su iglesia representa a más de 400,000 adeptos que predican el evangelio Pentecostés.

 

Monseñor Sándigo discrepa de encuesta M&R

El presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, y Obispo de las Diócesis de Chontales y Río San Juan, monseñor Sócrates René Sandigo Jirón, discrepó de la encuesta de M&R, porque asegura que la Iglesia católica tiene un censo que demuestra que la fe católica ha ido en aumento en los últimos años.

En ese sentido, dijo que esto lo pueden demostrar los registros que llevan de los bautizos, confirmaciones, comuniones, y por la presencia de la gran cantidad de gente que participan en las actividades religiosas.

“Creo que el panorama (de la cantidad de gente en las actividades religiosas) desmiente este tipo de encuesta. En el cristianismo siempre desde Dios hemos aprovechado la circunstancia, y esta información es una motivación para seguir predicando el Evangelio y asumir el reto de mayor compromiso, para trasmitir la fe con alegría”, manifestó el prelado en entrevista con El Nuevo Diario.

Encuestas peligrosas

De manera particular, monseñor Sándigo considera que “las encuestas son peligrosas”, porque “en la mayoría de los casos no son objetivas y responden a intereses particulares”.

Sándigo asegura que es más creíble el censo que como Iglesia católica realizan año con año, y que abarca a todo mundo, no así “una encuesta que abarca solo a un pequeño sector que de casualidad podrían ser tal vez de otra religión”, señaló.

El obispo Sándigo, que dirige la diócesis de Chontales y Río San Juan, detalló que solo en estos dos departamentos hay un 88% de cristianos católicos, y recordó de manera particular que en enero han tenido varias actividades masivas, y es cuando confirma a la gran cantidad de católicos que tienen. 

Mercedes Sequeira / Corresponsal de Chontales

 

Evangélicos avanzan

El reverendo Augusto César Marenco ha oído a personas que se refieren a la Iglesia evangélica como “una plaga”, porque están en todas partes y porque sus cultos llegan a los oídos de todos. Dice que hay quienes han dicho que “hay que desaparecer a los evangélicos”.

 

"Benjamín de Ross es el nombre del norteamericano que fundó la primera iglesia evangélica en Managua, denominada Iglesia de la Misión Centroamericana, en 1901. La iglesia aún está ubicada cerca del Puente El Edén, y es dirigida por el pastor Rafael Acevedo".

Doctor Benjamín Cortés,

Rector de la Universidad Evangélica de Nicaragua.

 

 

Con la colaboración de Miguel Carranza