•  |
  •  |
  • END

Las amenazas del presidente de la República, Daniel Ortega, de gobernar por decreto, causaron preocupación a la Conferencia Episcopal de Nicaragua, cuyo secretario, monseñor Sócrates René Sándigo, dijo que tal afirmación puede crear un caos institucional y a su vez perturbar la paz que tanto trabajo ha costado conseguir en nuestro país.

Además, catalogó de “egoísta” al mandatario al querer instalar los Consejos del Poder Ciudadano, CPC, sin consultarlo con la mayoría de la población.

“Creo que le ha faltado madurez y hasta veo un poco de egoísmo, pues se está pensando como una estructura, queriendo establecer un régimen que puede perjudicar a nuestro país, no en el sentido de crear contiendas, sino con repercusiones en el aspecto económico”, expresó el religioso.

Sin embargo, indicó que confía en la madurez de la población, “ya no es aquel pueblo apasionado que con una pequeña seña o un impulso actuaba de una forma belicosa. Por ese lado existe tranquilidad, pero causa un poco de temor ver este tipo de expresiones radicales, como las que dijo el Presidente”, añadió el secretario de la Conferencia Episcopal.

Ortega debe escuchar al pueblo

Monseñor Sándigo aseveró que esas expresiones del presidente Ortega causan conflictos interinstucionales. “Si el Poder Ejecutivo se involucra en el quehacer de la Asamblea Nacional cuya misión es legislar, y a su vez el Parlamento tampoco respeta otros poderes, lo que se crea es un caos en las instituciones del Estado”, explicó.

Agregó que “este pueblo ha trabajado mucho por la paz estos últimos años, y no podemos dejarla perder. Hemos llegado a este punto por caminos espinosos y no creo que Nicaragua quiera volver a caminar por esas sendas”.

El secretario de la Conferencia Episcopal afirmó que Ortega debe escuchar a los todos los nicaragüenses, ya que la mayoría quiere paz, trabajo, tranquilidad. “Por eso no podemos dejar que las pasiones se apropien de nuestro pueblo, y esa es nuestra exhortación. La población está a la espera del cumplimiento de lo que prometió (en la campaña electoral), y por eso pedimos a la gente que tenga paciencia”, concluyó Monseñor Sándigo.