•  |
  •  |
  • END

El Movimiento por Nicaragua, en compañía de los directivos del Movimiento Renovador Sandinista y otros organismos opositores al gobierno, presentaron evidencias de que la Policía estaba enterada de las acciones que tenían preparadas de antemano los simpatizantes del gobierno, para evitar la marcha de la sociedad civil en León.

Los denunciantes presentaron una volante que distribuyeron los CPC en la ciudad de León para repudiar dicha marcha que se realizaría el sábado 20 de septiembre, y entre otras cosas llamaba al pueblo de León “a repudiar a los peleles vende patria y traidores, que encabezados por la mal llamada coordinadora civil tratan de engañar al pueblo (…). Duro contra la dictadura mediática (…). León no se vende ni se rinde. El Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional y el pueblo no se detiene”.

También presentaron la autorización de la Policía de León, firmada por el comisionado Douglas Zeledón Largaespada, que otorgaba permiso a la Comisión Democrática de Occidente, CDO, y a la Unión Ciudadana por la Democracia, UCD, para desarrollar una marcha cívica.

Policía tiene doble mando
Reynaldo Tercero, de la coalición democrática de León, dijo que “la Policía Nacional está prácticamente de brazos caídos porque está como en una encrucijada”.

“Alguien que tiene dos jefes al mismo tiempo y recibe dos órdenes de sus superiores no puede actuar. Así que aquí (la Policía) está por sus altos mandos y está también por el jefe del gobierno de turno, es decir, tiene doble mando”, explicó Tercero.

Por su parte, Enrique Sáenz, directivo del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, dijo que van a continuar con las protestas y marchas cívicas en todo el país, y que la marcha en León no se ha cancelado sólo se postergó.

“No nos han acobardado, más bien nos han fortalecido la voluntad de defender la democracia. Agradecemos esos hechos porque se han convertido en catalizadores de unidad para nosotros”, dijo Sáenz, a quien le quemaron su automóvil durante los disturbios del sábado.

Sáenz no va denunciar
Sáenz insistió en que no va denunciar la destrucción de su auto ante la Fiscalía, porque “los hechos lo dicen todo”. Anunció que esa conferencia de prensa es la primera concertación en defensa de la democracia, porque habrá una jornada de protestas en todo el país.

En la conferencia de prensa también estuvieron presentes Azalia Avilés, presidenta del Partido Conservador; José Venancio Berríos, presidente de Pro Voto; María Gabriela Berríos, presidenta del comité ejecutivo de MpN; otros directivos del MRS, Víctor Hugo Tinoco y Dora María Téllez, y el doctor Carlos Tünnermann Bernheim.