•  |
  •  |
  • END

La primera dama de la República, Rosario Murillo, presentó ayer el Programa Amor para crear y habilitar Centros de Desarrollo Infantil, CDI, y con el objetivo de que en 2011 no haya niños en las calles.

Este programa contempla mejorar las condiciones de vida de los padres de los niños que andan en las calles o que están en internados, para que puedan mantener a sus hijos.

Según el estudio realizado en coordinación con las instituciones del gobierno, “actualmente existen 2 mil 967 niños internados en Centros de Protección Especial. El 80 por ciento de estos niños tiene familias que les pueden brindar cuidado, cariño y atención”, sin embargo, no tienen condiciones económicas para mantenerlos.

El programa también contempla que las “familias de los niños se integren paulatinamente con financiamiento, a programas de autoempleo”.

Murillo, que también es coordinadora de los Consejos del Poder Ciudadano, CPC, manifestó que el programa trabajará para que todos los niños que ahora están internos recuperen su derecho a crecer con sus familias de origen o en una familia sustituta.

Sistema de acompañamiento
Murillo dijo que uno de los mecanismos para reinsertar a unos 25 mil niños, niñas y adolescentes que viven en las calles en hogares familiares, será con una red de 100 trabajadores sociales que les darán acompañamiento en la escuela, en la familia y en la comunidad.

La primera dama espera que con este Programa Amor, en 2011 no haya ningún niño en las calles.

El Secretario de la Presidencia, Salvador Vanegas, dijo que para crear y habilitar los CDI hay disponibles 5 millones de dólares del presupuesto. También explicó que con la eliminación de cadenas burocráticas han ahorrado para beneficiar este proyecto.

El trabajo de este proyecto se hará en coordinación con el Ministerio de la Familia, el Ministerio de Salud, el Ministerio de Educación, el Ministerio de Gobernación, el Instituto Nicaragüenses de Seguridad Social y la Procuraduría de Derechos Humanos, que han venido ejecutando proyectos a beneficio de la niñez y la adolescencia.

Se le preguntó a Murillo sobre los incidentes ocurridos el fin de semana en León, pero dijo que no quería hablar sobre otros temas porque después el tema del Programa Amor, por el que convocó a los medios de comunicación, pasaría a segundo plano.

También se disculpó diciendo que tenía prisa porque debía prepararse para el viaje a Estados Unidos para participar en la Asamblea de las Naciones Unidas.