•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Organizaciones de derechos humanos consideran apremiante la necesidad de una reforma integral a la Ley de Seguridad Social, LSS, pero con una propuesta humanizada.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, dice que avala la iniciativa presentada por el movimiento sindical ante la Asamblea Nacional, con excepción del incremento al 15% de la tasa contributiva en las cotizaciones laborales.

“Rechazamos que se eleve del 6.25% al 15%, porque eso es demasiado para quienes cotizan, teniendo en cuenta que el Impuesto sobre la Renta (IR) es otro elemento que reduce el sueldo al trabajador, cuyo salario promedio ni siquiera logra cubrir la compra de la canasta básica”, expresó el doctor Mauro Ampié, director del Cenidh.

Asimismo, el Cenidh rechazó la drástica consultoría del Instituto de Seguridad Social, INSS, que recomienda duplicar la cantidad de cotizaciones para tener derecho a pensión, y aumentar en cinco años la edad

de jubilación.

“Si es que no se llega a alcanzar una pensión de vejez, al menos se debería esperar tener una buena atención médica en las Clínicas Médicas Previsionales, por lo cual el trabajador también paga. Sin embargo esto no se cumple”, expresó el doctor Ampié.

Destacó que el tema de una reforma a la Seguridad Social en Nicaragua es, incluso, un tema entre las recomendaciones a Nicaragua del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas, señalando la necesidad de la reforma integral, y dado que del 80% de la población económicamente activa no está afiliada al sistema de Seguridad Social, se deberían tomar acciones para incrementar la cobertura de la población. Otro aspecto es la creación de un seguro de desempleo.

Procuraduría: “Se analizan todos los aspectos”

Sixto Ulloa, Procurador Especial de Participación Ciudadana, de la Procuraduría en Defensa de los Derechos Humanos, PDDH, aseguró que la bancada del Frente Sandinista está analizando los aspectos de una necesaria reforma a la Seguridad Social, que hay voluntad política en escuchar las diferentes propuestas, y que no aprueba el incremento de cotizaciones ni de la edad de jubilación.

“Hay propuestas y se debe llegar a un acuerdo. Se debe escuchar a los representantes de los trabajadores, pero también del Consejo Superior de la Empresa Privada, además de la Cámara de Industria y Comercio, para que ni los trabajadores ni los empleadores sean afectados en gran medida”.

Ulloa dijo que a diferencia de la consultoría del INSS, todas las propuestas confluyen en sus acciones para implementar la realidad con la estabilidad de la Seguridad Social.