Gilberto Ariel Artola
  •   Bilwi, RAAN, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense de la Pesca, Inpesca, Steadman Fagoth, fue citado por la Comisión de Recursos Naturales de la Asamblea Nacional para comparecer el 12 de febrero, con el fin de ampliar la información sobre la iniciativa de ley que pide una vez más una prórroga de la Ley 613, “de Protección y Seguridad a las Personas Dedicadas a la Actividad de Buceo”, la cual prohíbe la pesca por medio del buceo.

Lo anterior fue informado por el mismo Fagoth, quien asegura que Inpesca mantendrá su posición de pedir otra prórroga de la mencionada ley, ya que no hay recursos para insertar en una nueva vida a los buzos y otros sectores afectados por el cierre de buceo.

El funcionario dice que está seguro de que se deben mejorar las condiciones laborales de los buzos y que eso es lo que se debe discutir.

Generará pérdidas

Según datos de la Asociación Pesquera del Atlántico Norte, Nicaragua produce mediante la pesca por buceo más del 50% de la producción total de exportación al año, por lo que se dejaría de capturar al menos 1 millón 250 mil libras de langosta, lo que económicamente supera los US$20 millones.

En otros rubros como el caracol, Nicaragua perdería el 100% de su producción, la cual se proyecta en un millón 350,000 libras, lo que significan US$10 millones; en pepino del mar se perderían 200,000 libras, lo que representa otros US$10 millones.

De esta actividad --la principal en el Caribe Norte-- se sustentan más de 3000 buzos directamente, pero de forma indirecta dependen unas 20,000 familias.