•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los miembros de la Unión Europea, UE, han decidido dar un ultimátum a los países centroamericanos que aún no han ratificado el Acuerdo de Asociación para su entrada en vigencia, de lo contrario, el mismo solo beneficiaría a los que ya lo han ratificado en sus respectivos parlamentos.

Juan Antonio Bustos, presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones Industriales de Centroamérica y República Dominicana, Fecaica, dijo que en una reunión que sostuvieron esta semana con el embajador de la Unión Europea, UE, en Centroamérica, Javier Sandomingo, este manifestó que ya existe un plazo para que los países de la región que aún no lo han ratificado lo hagan.

El jueves sostuvimos una reunión con el embajador (Sandomingo), y nos manifestó que los europeos ya pusieron un plazo, el 15 de mayo, para que los congresos ratifiquen el tratado, de lo contrario entraría en vigencia y beneficiaría solo a los que ya lo hayan ratificado, explicó el empresario guatemalteco, Juan Antonio Bustos.

Señaló que ahora toca a los empresarios de los países que aún no lo han ratificado, en este caso, Costa Rica, El Salvador y Guatemala, pues Honduras y Nicaragua ya lo ratificaron.

Adolfo Facussé, presidente de la Asociación de Industriales de Honduras, Andi, dijo que si entra en vigencia el acuerdo con los dos países que ya lo han ratificado, en este caso Nicaragua y Honduras, los demás corren el peligro de no tener acceso al régimen preferencial del que gozan actualmente, por lo tanto, hay que urgir a los gobiernos a ratificar este acuerdo de manera especial, explicó.

Acuerdo podría atraer mayores inversiones

El parlamento de Nicaragua ratificó en octubre del 2012, el Acuerdo de Asociación negociado entre la Unión Europea (UE) y después el mismo fue ratificado por el congreso hondureño. El acuerdo incluye tres pilares: político, comercial y de cooperación.

“Con la ratificación de este Acuerdo de Asociación se brindarán mayores oportunidades a la inversión extranjera directa proveniente de la Unión Europea”, señaló el diputado Jacinto Suárez, presidente de la Comisión del Exterior del Congreso.

Suárez destacó que con ese acuerdo, que tomó en cuenta las asimetrías de sus economías, la UE desgravará de manera inmediata el 91.2% de su universo arancelario, mientras “Nicaragua se compromete a desgravar solamente el 47.9%”.

Eso permitirá generar “un importante cubo de protección a productos sensibles de nuestro actual sistema productivo”, indicó.

La UE espera que sus exportadores ahorren unos 90 millones de euros al año en gastos de aduana, y que los proveedores de servicios, como las empresas de telecomunicaciones y transporte, se beneficiarán de un mayor acceso al mercado, según ese organismo comunitario.

En 2012, las exportaciones de Nicaragua a la Unión Europea, UE, generaron ingresos por el orden de los U$289.1 millones, un 18% más que en el mismo período de 2011, cuando vendió a esa comunidad U$245.4 millones, según cifras del estatal Centro de Trámites de las Exportaciones.

Los empresarios nicaragüenses apuestan a colocar en la UE productos como azúcar, cacahuete, café, carne bovina, mariscos, oro, productos lácteos, textiles, entre otros, y aumentar sus exportaciones.