•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Partido Liberal Constitucionalista, PLC, hizo pública su propuesta de reforma a la Ley de Seguridad Social, enfatizando que para que esto dé resultado se necesita una gestión responsable que salve a la Seguridad Social en Nicaragua.

El coordinador de la comisión del PLC, Antonio Jarquín, representante de la Central de Trabajadores de Nicaragua Independiente, CTNi, y diputado suplente por ese partido, destacó que en la última década se han duplicado los costos de gastos corrientes en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, por lo que la reducción de estos representaría una importante acción que ayudaría a sacar a flote a la institución.

Igualmente, hay empresas privadas y estatales endeudadas con el INSS, y esa cartera no ha sido recuperada.

De esta manera, según lo dispuesto en las leyes, la propuesta considera que las autoridades del INSS procedan de inmediato en contra de los deudores, tanto empleadores públicos como privados, para recuperar todos los adeudos que rondan los 600 millones de dólares.

Asimismo, la propuesta contempla que las autoridades del INSS procedan a la afiliación masiva por todas aquellas personas, naturales o jurídicas, que contraten a personas para la realización de labores a cambio del pago de un salario, ya sea de forma temporal o permanente.

Proponen que se mantenga el pago del 6.25% sobre el total de sus ingresos afecto al pago de la Seguridad Social.

Reconocimiento al afiliado

En el documento del PLC se plasma otra acción consistente en que al asegurado, que habiendo cotizado 15 o más años y cumplido la edad de retiro correspondiente, y que continúe trabajando a fin de aportar su experiencia al desarrollo del país, se le reconozca sin límite de tiempo, el 1 por ciento adicional por cada 50 semanas cotizadas durante el período comprendido entre la fecha de cumplimiento de estos requisitos y la fecha de disfrute de la pensión.

Que para el cálculo de la pensión de vejez, se mantenga lo dispuesto en el artículo 58 del Decreto 975, que determina el monto de la pensión según el salario de los últimos cinco años laborales y se rechaza la propuesta de que se haga según el promedio de toda la vida laboral del afiliado.

Contemplan que se considere la posibilidad, o conveniencia, de otorgar a los asegurados las prestaciones médicas (hospitalización, medicina, cirugía, rehabilitación, exámenes de apoyo, etc.), por medio de las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPSS), a través del “pago por evento” en vez del pago per cápita mensual.

De igual manera la propuesta señala la eliminación de restricciones al derecho a trabajar, sin afectar su pensión a los trabajadores jubilados, por lo cual se reformaría el artículo 92 del Decreto 974.

Que el pago de las pensiones de gracia pase bajo la administración del Ministerio de la Familia y a cuenta del Ministerio de Hacienda y Crédito Público.