•  |
  •  |
  • END / Canal 11

“Por las vísperas se saca el día”, dice un reconocido refrán. Si esto se aplica al inicio de la campaña electoral, más que un “cielo despejado”, ésta se vislumbra con “nubarrones”, que incluyen la última denuncia del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, en el sentido de que el Consejo Supremo Electoral, CSE, emite cédulas de identidad a menores de 16 años.

La violencia es un síntoma adicional, y pese a que el representante legal del Frente Sandinista, Edwin Castro, lamentó los hechos de León, ocurridos el pasado sábado, advirtió que los simpatizantes del partido de gobierno “se defenderán ante cualquier agresión”, alegando que eso fue lo que hicieron los miembros del FSLN en la Ciudad Metropolitana.

Castro calificó de “grosería” los acontecimientos ocurridos en León. Al consultarle sobre la participación en esos actos violentos del candidato a alcalde del FSLN en León, Manuel Calderón, Castro respondió que también “estaba involucrado un ex partido político (en alusión al MRS) y un jefe de partido político, y masacraron cobardemente a un campesino que lo vieron los medios (de comunicación) pateándolo en el suelo.

¿Qué opina usted de eso?, devolvió la pregunta Castro, pero desde la otra acera, Enrique Quiñónez advirtió que se defenderán si los atacan.

Padrón electoral
El CSE estima un padrón de 3.7 millones de votantes, cifra a la que hay que restarle unas 200 mil personas fallecidas y al menos un millón de ciudadanos fuera del país. Con esto, el padrón electoral real rondaría los 2.5 millones de electores.

Pero el representante legal del PLC, Wilfredo Navarro, argumenta que unas 50 mil cédulas están retenidas en las diferentes oficinas de los Consejos Electorales Municipales, CEM, lo que le hace suponer que se trata de posibles simpatizantes liberales y que, por tanto, les restará votos.

Cédulas a menores
Según Navarro, “el operativo lo dirige desde el CSE, su vicepresidente Emmett Lang”, y como prueba de las denuncias mostró una cédula emitida a favor de Lenin José Sándigo Solís, nacido el 30 de junio de 1993 y residente en Nagarote, departamento de León. Conforme a la cédula, Sándigo Solís cumple 16 años hasta en 2009, por tanto, no debería tener aún el documento de identidad para votar. Sándigo Solís será parte de esos 2.5 millones de votantes.

Dos partidos menos
Tres alianzas y dos partidos políticos participan en la campaña electoral. El Movimiento Renovador Sandinista, MRS, y el Partido Conservador, PC, quedaron fuera del proceso por una resolución del Poder Electoral que les canceló su personalidad jurídica en abril de este año.

Pese al reclamo de los partidos políticos de oposición exigiendo la presencia de la representantes de la Organización de Estados Americanos, OEA, y el Centro Carter, entre otros, la observación electoral fue disminuida a los organismos nacionales Ética y Transparencia y el Instituto para el Desarrollo y la Democracia, IPADE.

Un solo organismo internacional fue acreditado como observador, sin embargo, el Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica, Ceela, es una instancia colegiada creada con el auspicio del gobierno del presidente venezolano Hugo Chávez, lo que pone en entredicho su imparcialidad, considerando la cercanía de Chávez con el mandatario nicaragüense, Daniel Ortega.

La versión del CSE
La explicación del presidente del CSE, Roberto Rivas, a la inexistencia de observación internacional es que corresponde al Presidente de la República, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, invitar a los organismos internacionales, sobre todo en el caso de la OEA por tratarse de una instancia multinacional.

A lo anterior se suma la casi inexistente participación del PLC en las estructuras electorales departamentales, municipales y regionales de todo el país. Su presencia fue reducida a los segundos miembros suplentes. Según el representante legal de este partido, casi todos los propuestos para segundos miembros de las más de 11 mil Juntas Receptoras de Votos, JRV, han sido rechazados.

Zancadillas a partidos  y organismos
Previo a la campaña, las “zancadillas políticas” se extendieron a los organismos cívicos. Sobresalen la invitación del partido Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, cuando propuso a Ética y Transparencia la realización de un conteo paralelo el día de los comicios, a sabiendas de que la Ley Electoral lo prohíbe.

Días después, el partido Alternativa por el Cambio, AC, ofreció al mismo organismo sus credenciales de fiscales para que acreditara una mayor cantidad de observadores. Conocedores de la ley, y ante la posibilidad de una impugnación ante al Consejo Supremo Electoral, los representantes de Ética y Transparencia rechazaron la propuesta.

A toda esta situación, se agrega la disposición del Poder Electoral para impedir cualquier expresión pública de los organismos civiles durante los 42 días de duración de la campaña.

Rezadores comenten delito electoral
El magistrado del CSE, José Luis Villavicencio, se hizo el desentendido cuando se le consultó si los miembros de los Consejos del Poder Ciudadano, CPC, apostados en todas las rotondas de Managua serán retirados de ellas, considerando que utilizan los colores y emblemas de campaña del partido de gobierno, pues su permanencia constituiría un delito electoral.

Sin embargo, el representante legal del FSLN, Edwin Castro, se pronunció a favor de solicitar a las autoridades de las instituciones estatales retiren de esas instalaciones toda bandera roja y negra que esté a la vista.

Partidos firman fianza
Previo al inicio de la campaña, los representantes legales de los partidos políticos que participantes en la contienda electoral, suscribieron una fianza solidaria de carácter nacional, con el propósito de que respondan por daños a terceros durante las manifestaciones públicas dentro del período establecido.