•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Como símbolo del luto que guardará Nicaragua por la muerte del presidente venezolano Hugo Chávez, durante siete días la Bandera Nacional se mantendrá a media asta en todas instituciones estatales, manifestó ayer el presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez, cuando salía de la Embajada de Venezuela en Nicaragua.

Núñez encabezó una comitiva de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, AN, que llegó a ofrecer sus condolencias en la sede diplomática, donde todo el día pasaron recibiendo a políticos y personajes de la vida pública, como Bayardo Arce, asesor económico del Gobierno; Daniel Ortega Reyes, vicepresidente del Parlamento Centroamericano, Parlacén, entre otros.

Sesión especial en la AN

Antes de esta visita, la Junta Directiva de la AN improvisó por la mañana una reunión de emergencia, donde se decidió convocar este jueves a los 91 diputados del Poder Legislativo, para rendir homenaje al presidente Chávez, en una sesión especial.

Núñez lamentó la muerte del mandatario venezolano y lo catalogó como el “heredero” del Libertador Simón Bolívar, por su esfuerzo de conseguir la unidad latinoamericana, además de reconocer su liderazgo y visión humanista en América Latina y el mundo.

“Fue un gestor de la emancipación latinoamericana, impulsando la creación de la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (Alba) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac)”, dijo Núñez, antes de anunciar la sesión especial para el día de hoy.

Los diputados nicaragüenses recordaron también que Chávez fue condecorado en Nicaragua con la Orden “General José Dolores Estrada, Batalla de San Jacinto” en el Grado de Gran Collar, y con la Orden de la Libertad “Pedro Joaquín Chamorro”, en el Grado de Collar.

Por su parte, la primera dama y Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, expresó en su acostumbrado discurso del mediodía, que el Gobierno nicaragüense continúa rindiendo homenaje póstumo a Chávez a través de los “distintos proyectos sociales”, entre ellos los financiados por Venezuela.