•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La propuesta del gobierno de Costa Rica para negociar la delimitación marítima y formalizar sus límites tanto en el Caribe como en el Océano Pacífico, “debe ser estudiada profundamente antes del siguiente paso a tomar”, declaró el ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Samuel Santos.

“Todos los temas de carácter limítrofe tienen que ser estudiados a profundidad”, señaló brevemente el canciller Santos al ser indagado. Igual de cauteloso fue el vicepresidente Omar Halleslevens, quien se limitó a expresar: “vamos a esperar la decisión y las orientaciones que el presidente Daniel Ortega exponga al equipo de especialistas en esta materia”.

El especialista en derecho internacional, doctor Norman Miranda, comentó que es sano hacer la delimitación, pero que en la actualidad no es conveniente dado que existe una demanda en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, en pugna por los derechos territoriales de Harbour Head, en la punta sur este de Nicaragua.

“La delimitación terrestre es clave para la delimitación marítima y el caso aún no está dilucidado. Por otra parte, está que el fallo de La Haya, también cambió los límites marítimos con Colombia. Recordemos que Costa Rica desde 1975 promulgó una ley sobre el mar patrimonial y cedió a Colombia el meridiano 82. Dejando Costa Rica su frontera marítima en 70 millas. Pero ahora está la intención de reclamar a Nicaragua un límite marítimo de 200 millas que nunca le pelearon a Colombia”, comentó el doctor Miranda.

Riqueza marítima

Kamilo Lara, representante de uno de los grupos ambientalistas que demandaron a Costa Rica, por la contaminación del río San Juan, y asesor del Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua en temas ambientales, comentó que la zona marítima que quiere dominar Costa Rica tiene gran riqueza marina y recursos petroleros.

Señaló que crear comisiones no es necesario hasta que haya una resolución sobre el caso de Harbour Head. Dijo que ve contradictorio cómo la presidenta costarricense Laura Chinchilla evita al mandatario nicaragüense Daniel Ortega en actividades internacionales, pero su gobierno dice tener buena voluntad en acordar los límites marítimos.