•  |
  •  |
  • END

El especialista en temas constitucionales, Gabriel Alvarez, expresó que las declaraciones del Presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Manuel Martínez, sobre el actuar de ese Poder de Estado, tienen dos caras; una evidencia que la justicia es partidista y la otra, es la consecuecia nefasta que conlleva esa burla al país.

Y es que Martínez, Presidente del Poder Judicial, admitió que la CSJ está manejada por el Frente Sandinista, a tal punto que casi rige la ley del oeste.

“Esa admisión tiene su lado bueno y su lado malo. El bueno es que lamentablemente, hay `vivos´ que quieren hacernos creer que las cosas están funcionando `bien´, pero ahora se empieza a reconocer con frases muy duras como esas que provienen del máximo nivel; y lo feo es lo mismo de siempre, la lamentable y deplorable situación en el Poder Judicial sirve de instrumento político”, indicó.

También –señaló el jurista- la CSJ sirve como un elemento de persecución, impunidad, de razones y motivaciones anómalas, ilegítimas e inconstitucionales, al servicio del poder político de este país.

Alvarez señaló que es importante la toma de conciencia de la sociedad para ejercer una presión de verdad, beligerante y decisiva al momento que los diputados de la Asamblea Nacional vayan a elegir magistrados probos, independientes, con suficiente formación científica-jurídica y ética.

Se puede elegir magistrados probos

Sobre la situación en la Asamblea Nacional, Alvarez expresó que conoce a diputados del PLC que están de acuerdo con este planteamiento, así también los diputados del MRS y de la ALN y que no hay que extrañarse si salen algunos votos del FSLN.

“Una vez electos esos magistrados, éstos se darían a la tarea de impulsar las reformas jurídicas, legales, la creación y ejecución de programas y proyectos que vayan dirigidos a la mejorar el fortalecimiento de un nuevo sistema judicial”, enfatizó.

Refiriéndose a las declaraciones del Vicepresidente de la CSJ, Rafael Solís, en torno a que si introducen numerosas cantidades de recursos, tienen los suficientes tribunales para resolver, reiteró que eso está bien en el sentido de que en la medida en que se vaya desenmascarando ellos mismos, no podrán seguir maquillando al Poder Judicial y se crean mejores condiciones para que el pueblo los vaya repudiando.

Golpe de Estado

“Decir eso implica una burla, un desprecio, no tener el más mínimo respeto o sensibilidad a los principios más digno con que el Estado debe tratar a la ciudadaní”, subrayó.

Ante la amenaza del Presidente Daniel Ortega de gobernar a través de decretos, dijo que eso conduciría a un golpe de Estado. El mandatario tiene todas las competecias que la Constitución establece para emitir decretos en materia ejecutiva o para reglamentar las leyes de la Asamblea Nacional, “pero eso no significa gobernar por decretos, lo que Ortega quiere es hacer caso omiso al Poder Legislativo y eso se llama golpe de Estado”, dijo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus