elnuevodiario.com.ni
  •   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La mayoría accionaria de la televisora venezolana Globovisión, muy crítica con el gobierno, será vendida a un empresario del sector bancario y asegurador, luego de las elecciones presidenciales del 14 de abril, debido a que presiones políticas y judiciales la hicieron “inviable” económicamente, informaron este lunes sus propietarios.

“Hay una oferta de compra formal” y “una intención obligada de venta”, dijo el vicepresidente de Globovisión, Carlos Zuloaga, en una reunión con trabajadores del canal, según una nota en su sitio web.

“Este proceso se concretará después de las elecciones presidenciales del 14 de abril”, reseñó Globovisión.

En una carta publicada más tarde en el sitio web, el presidente del canal, Guillermo Zuloaga, explicó que Globovisión es “inviable” económicamente, debido a presiones políticas del gobierno y el cúmulo de juicios y procedimientos administrativos pendientes contra el canal.

“Somos inviables económicamente, porque nuestros ingresos ya no cubren nuestras necesidades de caja. (...) Somos inviables políticamente, porque estamos en un país totalmente polarizado y del lado contrario de un gobierno todopoderoso que quiere vernos fracasar. Somos inviables jurídicamente porque tenemos una concesión que termina y no hay actitud de renovárnosla”, escribió el empresario.

Se miró obligado

“Ante esta situación de inviabilidad”, dijo Zuloaga, el empresario Juan Domingo Cordero “me hizo una proposición, que sin ser lo que los accionistas hubiéramos aspirado, me vi obligado a aceptarla”.

El presidente de la SIP, Jaime Mantilla, lamentó la decisión, que le pareció “muy grave”, y le reprochó a Zuloaga olvidarse “de la responsabilidad social que significa mantener un medio independiente” en Venezuela, dijo al margen de la reunión de medio año que celebra esta organización en Puebla (México).

Cordero es un economista y empresario ligado al negocio bursátil, bancario y asegurador. Fue presidente de la Bolsa de Valores de Caracas (1989-1993) y desde 2008 es el principal accionista de Seguros La Vitalicia, según la prensa local.