•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Demostrando sus talentos escondidos de actuación, diputados y trabajadores de la Asamblea Nacional interpretaron una escena donde el riesgo fue el protagonista, en un simulacro de evacuación en la Asamblea Nacional.

Con calma pero deprisa y obedeciendo las orientaciones de los operadores de la unidad técnica de desastres por fenómenos naturales, más de 500 personas que trabajan en el Poder Legislativo salieron en menos de dos minutos del edificio donde se encuentra el hemiciclo, el cual es el más nuevo y cuenta con una infraestructura antisísmica.

Mientras tanto, los trabajadores del edificio “Benjamín Zeledón”, que es el más alto de Nicaragua, lograron salir en tres minutos. Los diputados y trabajadores salieron de sus oficinas en “fila india”, uno tras otro, con las manos en la cabeza, mientras se escuchaba sonar alarma en todo el edificio legislativo.

Sin embargo, se observaron algunas dificultades, como por ejemplo la falta de rampas en las gradas donde sería una la “zona de seguridad” y donde se supone que tienen que salir una parte de los trabajadores en caso de siniestro, temblores u otro tipo de evento.

El Presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez, explicó que precisamente estos ejercicios son una práctica para crear disciplina y organización y prever qué más falta para evitar riesgos y accidentes durante una catástrofe.

El aparato legislativo está preparado con brigadas de rescates, evacuación y equipos de seguridad y de primeros auxilios, según detalló Oscar Rafael Lara, responsable de la Unidad Técnica de enlaces de Desastres.