•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Diputados del Parlamento Centroamericano, Parlacén, preocupados por la crisis política que se ha originado alrededor del Golfo de Fonseca, repiten constantemente varias palabras claves: integración, paz y diálogo.

El pasado 17 de marzo, el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, anunció que acudiría al Consejo Nacional de Seguridad de las Naciones Unidas, ONU, para que El Salvador y Nicaragua cumplan con una sentencia de la Corte Internacional de Justicia, CIJ, de 1992, tras registrarse un nuevo incidente con pescadores en el Golfo de Fonseca, ubicado en el Pacífico.

Lobo lamentó que hay “una situación bastante desagradable” en el Golfo, y manifestó que el diálogo emprendido con los presidentes de los otros dos países, Daniel Ortega (Nicaragua) y Mauricio Funes (El Salvador), para hallar una solución, “no caminó” en su momento.

También denunció, entonces, que Nicaragua tenía presuntamente ubicado un barco artillado en la zona, y dijo esperar no tener que “levantar los (aviones) F-5 para que abran el paso” en el Golfo.

Con una extensión de 3,200 kilómetros cuadrados, el Golfo de Fonseca --compartido por Honduras, Nicaragua y El Salvador-- ha sido escenario de tensiones políticas y conflictos entre pescadores y guardacostas de los tres países, que se acusan unos a otros de incursiones ilegales en aguas jurisdiccionales respectivas, porque las aguas no están delimitadas.

¿Trasfondo político?

El presidente del Parlamento Centroamericano, Parlacén, de origen salvadoreño José Leonel Vázquez Búcaro, valoró que tras la crisis reciente alrededor del Golfo de Fonseca puede haber elementos políticos.

El incidente con los pescadores “está siendo utilizado para defender el nacionalismo y levantar una bandera reivindicativa, que a algunos les interesa para generar ganancia política”, dijo Vásquez.

Al respecto, cabe señalar que las elecciones presidenciales en Honduras están previstas a realizarse el próximo 30 de noviembre, con la participación de al menos tres candidatos electos en primarias.

El Presidente del Parlacén recordó que son históricos los conflictos entre los pescadores en la zona del Golfo, pero insistió también en posibles factores políticos.

“Cuando yo hablo de que se puede tomar de manera electoral, es que le vienen elecciones próximamente en Honduras y puede haber intereses de destapar ese tema”, insistió.

Finalmente, Vásquez Búcaro restó importancia a esta polémica que considera “mediática”, al decir que “esto del golfo de Fonseca viene a ser una gota que está allí”, pero no debe afectar el desarrollo, la integración y la paz.

Diputada hondureña rechaza origen político

En contraste, la diputada hondureña Gloria Oqueli de Macotto rechazó que esta polémica surja para levantar una campaña política de parte de alguno de los mandatarios de la región.

“Se sabe cuándo comienza el fuego, pero no se sabe cuándo termina, y, obviamente, las consecuencias son las guerras, y nosotros no estamos por la guerra, ni ningún presidente de Centroamérica quiere la guerra”, aseveró la diputada Oqueli, quien también fue presidenta del Parlacén durante el período 2008-2009.

Manifestó que los tres presidentes están dispuestos a desarrollar el Golfo de Fonseca, “así que si hay tambores de guerra serán de otro lado, no de la región”, aunque no especificó de dónde.

El expresidente de Guatemala, Álvaro Colom, actual diputado ante el Parlacén, dijo que tiene fe de que los tres presidentes recurran al diálogo para resolver los conflictos en el Golfo.

La propuesta de Colom es crear una mesa de diálogo con los pescadores, los que viven a orillas del mar, y con los alcaldes, para hacer un trabajo integral en el aspecto humano.

La Haya resolvió sobre 446.5 Km2

La Corte Internacional de Justicia, CIJ, dirimió el 11 de septiembre de 1992 un añejo diferendo entre Honduras y El Salvador sobre 446,5 kilómetros cuadrados de territorio fronterizo e islas e islotes en el Pacífico, pero los conflictos continúan en el Pacífico. Según Tegucigalpa, sus vecinos --El Salvador y Nicaragua-- se han puesto de acuerdo para impedirle ejercer sus derechos en el océano.