•   Madrid  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El apoyo a la continuidad del chavismo en Venezuela divide a Latinoamérica tanto como lo hace en ese país, una polarización que no se detecta con gran intensidad en Brasil y México, según un estudio divulgado en Madrid.

La prolongación del chavismo, tras la reciente muerte del presidente Hugo Chávez, cuenta con el apoyo “intenso y global” de Bolivia, Cuba, Ecuador y Nicaragua, de acuerdo con el informe elaborado por Instituto de Prospectiva Internacional, IPI.

El rechazo, por el contrario, procede de “manera generalizada” del tejido empresarial, los medios de comunicación y las presidencias de Chile, Colombia, Guatemala, Haití, Panamá y Paraguay, agrega.

El estudio, realizado a las puertas de las elecciones presidenciales de Venezuela del 14 de abril, también concluye que la ciudadanía latinoamericana, “en términos globales... no apoya la continuidad” del modelo de gobierno diseñado por Chávez.

Países divididos

La “mayoría de los presidentes de la región respaldan la continuidad” del gobierno chavista en Venezuela, según el informe, que destaca que “secundan intensamente” esa opción Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Uruguay.

En tanto, “rechazan la continuidad del chavismo claramente” los presidentes de Chile, Colombia, Guatemala, Haití, Panamá y Paraguay, mientras que México, Costa Rica y Perú se muestran “neutrales”, de acuerdo con la investigación.

Los principales partidos en la oposición distribuyen su apoyo de manera inversa a los presidentes, salvo en Bolivia, Costa Rica, Cuba y Honduras, donde los grupos opositores también respaldan al gobierno bolivariano.

Medios y empresariado en contra

Los medios de comunicación latinoamericanos, según el informe, “son los principales críticos con el movimiento chavista” en la región y, salvo los de Bolivia, Cuba, Ecuador, Honduras, Nicaragua y Uruguay, “rechazan” la continuidad de los seguidores de Chávez.

También la “mayor parte” del empresariado latinoamericano se opone “intensamente” a que siga en el poder el modelo chavista, excepto en Bolivia, Cuba, Ecuador y Nicaragua, y el “apoyo tibio” de los empresarios brasileños, según el estudio.

El informe se realizó a raíz de la convocatoria de las elecciones venezolanas tras la muerte de Chávez, el 5 de marzo, y considerando que en los comicios no solo está en juego la presidencia del país, sino también la fuerza del chavismo en Latinoamérica.

 

Diagnóstico

El estudio fue elaborado con la metodología Mapi, que consiste en realizar una encuesta a múltiples y variados expertos, con probado conocimiento del escenario del estudio y que no se conocen entre sí, para generar un diagnóstico panorámico de una situación.