•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Centroamérica descarta un incremento importante de la ayuda económica de Estados Unidos como resultado de la visita que hará a la región el presidente Barack Obama el próximo 4 de mayo, aseguró este domingo el canciller costarricense, Enrique Castillo, en declaraciones a un diario local.

"Los tiempos han cambiado. No considero esperable que haya un vuelco de ayuda financiera de parte de Estados Unidos a esta zona", ya que ese país está enfrascado en un debate sobre el control del gasto público, explicó el jefe de la diplomacia costarricense en entrevista con el diario La Nación.

Según Castillo, la visita de Obama a San José, donde se reunirá con los siete mandatarios del istmo, es más bien un gesto de acercamiento político a Latinoamérica.

"La primera administración (de Obama) se caracterizó por un distanciamiento, cierta indiferencia hacia Latinoamérica con excepción de algunos países", apuntó.

"Creo que ahora está mostrando mayor interés en una zona con países pequeños donde, sin embargo, hay temas que son de preocupación para Estados Unidos como la seguridad y las migraciones", señaló.

En tal sentido, consideró posible que la visita tenga como efecto el fortalecimiento de la cooperación en esas áreas, así como un refuerzo del diálogo político.

A la fecha, han confirmado su asistencia a la cita la mayoría de los gobernantes de los países miembros del Sistema de Integración Centroamericana (SICA): Otto Pérez (Guatemala), Ricardo Martinelli (Panamá), Mauricio Funes (El Salvador) y Laura Chinchilla (Costa Rica).

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, no ha manifestado formalmente su participación, pero se da por descontado que acudirá al encuentro. Tampoco hay confirmación oficial del primer ministro de Belice, Dean Barrow.