•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua alcanzó su pretensión de presidir la Secretaría Ejecutiva del Parlamento Indígena de América, PIA, con el voto favorable de los más de 20 legisladores, representantes de 13 pueblos indígenas del continente.

La decisión fue tomada mediante una modificación al Estatuto del Parlamento Indígena de América, con “la finalidad de continuar dinamizando y fortaleciendo a este parlamento regional, mediante la creación de estructuras cada vez más sólidas, y de mecanismos que permitan la articulación de sus objetivos comunes para beneficiar a los pueblos indígenas”.

El diputado Brooklyn Rivera, presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas del parlamento nicaragüense, dijo previo a iniciarse la XIII sesión ordinaria del PIA, que Nicaragua se ha caracterizado por impulsar la temática indígena a nivel continental, y consideró que tiene la fuerza moral y un ordenamiento jurídico avanzado en materia de derechos de las etnias, para liderar los asuntos de estos pueblos en la región.

Secretaría será apoyada por Comisión de Nicaragua

La Secretaría Permanente estará bajo el apoyo y coordinación de la presidencia del PIA y de la Comisión Parlamentaria de Asuntos de los Pueblos Indígenas, Afrodescendientes y Regímenes Autonómicos, de la Asamblea Nacional de Nicaragua.

“Esta instancia parlamentaria debe estar dirigida por un genuino representante y conocedor de los temas de los pueblos indígenas y originarios, apoyado por un equipamiento básico humano y material”, señala la resolución emitida por los miembros del PIA apoyando a Nicaragua.

En la sesión plenaria realizada en Managua, participaron legisladores de México, Guatemala, Honduras, Panamá, Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Paraguay y Nicaragua.

La Secretaría y Sub-secretaría Permanente del Parlamento Indígena de América fueron creadas durante su segunda Asamblea General, celebrada en Nicaragua en 1988. El PIA es un parlamento que promueve el reconocimiento, respeto, protección y los derechos consagrados de los pueblos indígenas del continente.

Lo integran asambleístas indígenas de Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Venezuela Honduras, Panamá, Perú, México, Bolivia, Paraguay y Nicaragua.