•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Desde “pragmática” hasta “histórica”. Así es calificada la visita del Presidente de Estados Unidos, EE.UU., Barack Obama, a San José, Costa Rica, la que se llevó a cabo los días 3 y 4 de mayo, cuando Centroamérica se detuvo a escuchar lo que el mandatario norteamericano tenía que decir.

Félix Maradiaga, catedrático en Ciencias Políticas de la Universidad Americana, UAM, participó en el encuentro con el presidente Barack Obama, como parte de la delegación del sector privado y como invitado del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

Para Maradiaga, fue un encuentro de gran valor histórico y de muchos simbolismos políticos, más que un encuentro del cual se puedan desprender acuerdos concretos en el corto plazo.

Cordial, pero sin profundizar temas sensibles

Según observó, la reunión con los presidentes se realizó bajo un clima de mucha cordialidad, pero no permitió una discusión más amplia sobre temas sensibles entre los países centroamericanos y EE.UU.

Sobre el discurso del presidente Obama, a Maradiaga le pareció muy bien articulado y entusiasta, que “resaltó el interés de Estados Unidos de interactuar con Centroamérica como una región integrada más que de forma aislada o bilateral con cada país”.

Acelerar la integración

Sin embargo, consideró que Obama supo hacer esa invitación a acelerar la integración regional, sin parecer aleccionador.

“Tanto en el mensaje que ofreció en Casa Amarilla como el mensaje improvisado que dio en el Centro Nacional de Cultura, para los delegados del sector privado convocados por el BID y por Incae, el tema entre líneas fue siempre la necesidad de que la región trabaje como una federación, si en realidad quiere ser competitiva”, comentó Maradiaga.

También opinó que si ciertamente hubo elogios especiales para Costa Rica como país anfitrión del encuentro, todos los temas estratégicos abordados en público, entre ellos la seguridad, inversión en energías renovables, intercambio comercial, entre otros, fueron planteados por el presidente Obama desde la perspectiva de Centroamérica como un bloque.

Lo que más le llamó la atención a Maradiaga fue la importancia que adquirió el tema de las energías renovables, especialmente la posibilidad de que se realicen inversiones importantes en gas natural proveniente de EE.UU.

“Fue interesante ver que otros temas como la lucha contra el narcotráfico y la seguridad no monopolizaron la agenda y no ocuparon un lugar prioritario”, dijo.

El narcotráfico

Por otra parte, Maradiaga manifestó que el tema del narcotráfico se abordó como un tema de central importancia para el desarrollo de la región y para mejorar la relación con EE.UU.

Sin embargo, reiteró en todo momento que no deseaba que este tema eclipsara otros aspectos que también había que discutir. La delegación de Guatemala hizo esfuerzos por lograr mas avances en la discusión de este tema, que sí fue abordado, pero de forma muy general, casi superficial.

Por su parte, Julio Icaza Gallard, especialista en temas internacionales y exrepresentante de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos, OEA, consideró que el Presidente de EE.UU., Barack Obama, no traía ninguna iniciativa concreta para Centroamérica, en alusión a la falta de acuerdos formales durante su reciente visita a San José, Costa Rica.

En cambio, resaltó que este encuentro dejó ver que hay un cambio en la política de EE.UU. con relación al narcotráfico, porque aunque no se profundizó sobre ese tema, dejó claro que es un asunto de interés común frenar la violencia producida por el crimen organizado, y su principal recomendación fue la educación y el fortalecimiento de la economía.

Cambio de prioridades

Icaza también valoró que durante el encuentro con Obama se observó un cambio de prioridades.

“La prioridad fundamental es el desarrollo económico, el fortalecimiento de las instituciones, lo dijo claramente Obama en Costa Rica, cuando manifestó que el daño que hace el narcotráfico es mayor cuando no hay desarrollo institucional”, dijo Icaza.

Sin embargo, el diputado opositor Eliseo Núñez Morales considera que en este encuentro con Obama, como está ocurriendo en todo el mundo (según dijo Núñez), primó el pragmatismo político sobre los otros valores, y en ese sentido consideró que “hablar del tema de la economía sin hablar del tema de la democracia no tiene los frutos que se esperaban”.

EE.UU. dejó de preocuparse por la democracia

De esa forma, Núñez mostró su inconformidad con los resultados del encuentro de Obama con los presidentes de Centroamérica. “Es insostenible un sistema económico sano, sin una democracia sana”, insistió el diputado del Partido Liberal Independiente, PLI.

Núñez Morales aseguró también que EE.UU. dejó de preocuparse por la democracia de América Latina, para comenzar a concentrarse solo en las relaciones económicas, “cuando las relaciones económicas son insostenibles sin la democracia”.

Durante su visita, el presidente estadounidense se reunió el primer día con los mandatarios de Centroamérica, y el segundo día sostuvo un encuentro con 170 empresarios centroamericanos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus