•  |
  •  |
  • END

Tras la violenta represión de la que fueron víctimas miembros del grupo de jóvenes “No”, frente a las instalaciones del Canal 4, los candidatos a la alcaldía y vicealcaldía de Managua por el PLC, Eduardo Montealegre y Enrique Quiñónez respectivamente repudiaron los actos pero llamaron a evitar este tipo de protestas.

Según Montealegre no deben ser ellos lo que tiren la primera piedra además de que preferían que la única protesta sea votando en las elecciones del nueve de noviembre próximo.

“Nosotros creemos en las urnas, llamamos a que no hagan este tipo de protestas sino que sea el nueve de noviembre con el voto”, señaló Montealegre.

“Fajas son más fuertes que el amor”

El candidato liberal dijo solidarizarse con este grupo de jóvenes y aseguró que con esto queda en evidencia el discurso mentiroso del amor es más fuerte que el odio pues “por un lado rezan y por el otro fajean”.

Por su parte Quiñónez consideró que esto debe servir a los jóvenes para que se den cuenta que no se puede razonar con los simpatizantes del Frente.

“Vimos una protesta verbal y nadie había sido agredido ni (Everth) Cárcamo ni Edgardo Cuarezma, lo peor es que por el derecho a protestar fue que murieron muchos sandinistas y liberales en la contra, ellos deben darse cuenta que no están lidiando con gente que quiere razonar”, dijo Quiñónez.

Todavía no denunciarán delito electoral
Por otra parte ante los señalamientos de delito electoral hacia el Frente Sandinista, Montealegre dejó entrever que de nada servía interponer denuncias, peor que por el momento su equipo está estudiando la posibilidad.

“No le hacen caso al presidente del Consejo Supremo Electoral ni al vicepresidente de la República; pero nuestro equipo está viendo la manera de hacer la denuncia”.


PLC insiste en Plaza de la Revolución
El candidato a alcalde de Managua por el Partido Liberal Constitucionalista, Eduardo Montealegre solicitó ayer al Consejo Electoral Departamental la Plaza de la Revolución para celebrar ahí su cierre de campaña.

Ayer mismo, el equipo de campaña del PLC denunció ante el CED, las distintas acciones de destrucción de propaganda electoral por parte del FSLN, y que según ellos constituyen delito electoral. El equipo del PLC documentaría cada una de las acusaciones.