•  |
  •  |
  • END

El candidato a la alcaldía de León por el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, Ariel Eugenio Terán Saborío luce relajado y fresco como adolescente, pese a contar con la ya madura edad de 42 años: una camiseta beisbolera del equipo de Los Leones, unos jeans desteñidos y zapatos tenis, para recorrer las calles de su municipio, dice él.

Rompe el hielo con anécdotas de su vida personal y familiar. Dice que en León todos le conocen por “Pepano”, apodo que heredó de su padre, fundador del popular equipo de béisbol que tanta gloria le ha dado a la ciudad, pero que no pudo participar en la pasada liga de Primera División por asuntos económicos, pero ése es un tema aparte.

Según Terán, él “siente en carne propia” los problemas de los leoneses. Y se queja de los “desastres” que a su juicio dejaron en la ciudad durante varios años las administraciones del FSLN y expresa que fue eso, a la postre, lo que le motivó a meterse al ruedo político.

“Creo más en las personas que en las ideologías, tiendo la mano a quien me la pide”, dice con la seguridad de personaje político en plena campaña, tratando de venderse no como un político de carrera, sino como uno de obligadas circunstancias políticas.


Lo de “bastión FSLN” dice que es un mito
Sigue mercadeando su imagen: Que le gusta la música y la pintura, y el deporte, que los amigos, y la familia. Definitivamente, Terán está metido de lleno en la campaña y busca en esta entrevista, prolongar su plan de campaña diciendo lo que él cree que es lo mejor para su ciudad y su partido.

El candidato liberal lucha por ganar la alcaldía de León, y cree que es la mejor oportunidad de acabar con el mito de que la ciudad metropolitana es bastión del FSLN.

“Vamos a acabar con el mito de que León es un bastión del orteguismo”, dice con aires de seguridad no propias de un político circunstancial, a como quiere venderse, y siempre aferrado a los cálculos que hace de las cifras del Consejo Supremo Electoral (CSE).

“Lo que ha prevalecido en las pasadas elecciones es el abstencionismo, pero nosotros estamos visitando a la gente por todos los barrios invitándolos a que voten por el cambio.


Su competencia
“El candidato del orteguismo representa más de lo mismo”, dice de su principal competencia, Manuel Calderón, el aspirante del oficialismo a quien se le vio en los pasados sucesos violentos de León repartiendo garrotazos a policías y civiles que participaban en una marcha contra el gobierno de Ortega.

¿Cómo piensa revertir esta tendencia de 30 años de gobiernos municipales del FSLN?
Hemos hecho las cosas de manera muy distinta, hay un candidato distinto, no estamos apegados a una ideología partidaria. Mi camisa de León es lo que mejor me representa, mi padre fue el fundador del equipo en 1958, conservo el azul y blanco de la manga, mi lema es todos somos uno, y mi nombre de batalla es Ariel “Pepano” Terán.

¿El contexto político en el departamento les pone frente a una gran oportunidad, qué piensa de esto?
Considero que con esta oportunidad que se le da a León no podíamos hacer una campaña política tradicional, queremos hacer siendo alcaldes, no estoy enfocado en que los empleos se le darán a personas por lealtad partidaria, refleja esa creatividad que tenemos, sabemos lo que estamos haciendo, nosotros nunca habíamos estado en una campaña política y hemos sido capaces de hacer una campaña distinta y motivar a nuestros electores a votar por nosotros.

Los números del CSE lo comprueban; solamente dos de cada 10 personas en la pasada campaña votaron por el actual alcalde, lo cual refleja que hubo un abstencionismo alto. Está por verse si las calles les pertenecen a ellos o a la ciudadanía.

¿Cuál ha sido su estrategia para convencer a los leoneses indecisos?
Estamos tratando de motivar a la gente y reflejar lo que somos, estamos demostrando que no sólo los políticos pueden participar en esta contienda, sino que gente común y corriente. Estamos participando para demostrar a la gente que León somos todos, que podemos ser alcaldes para todos, de que todos los ciudadanos somos accionistas de la alcaldía.

¿Qué opina de los actos en los que su principal contrincante, el candidato del FSLN, se ha visto involucrado?
Los sucesos son deplorables, cavernarios. Son hechos que nos hacen pensar que quieren más de lo mismo, no han cambiado. El amor que pregonan en las calles es odio y en León lo demostraron, quiero decirle a mi pueblo que al único que le tememos es a Dios, las calles le pertenecen a todos los leoneses.

¿Qué opina de la gestión realizada por el alcalde Tránsito Téllez?
El alcalde saliente se ha enfrascado en creer que es el todopoderoso, cree que el gobierno municipal es solo suyo y de su grupito que lo acompaña; no ha gobernado para el pueblo de León, ha gobernado para él y el pueblo los sabe, por eso es parte del voto castigo.

¿Qué tan seguro está que será el próximo alcalde de León?
Ciento por ciento seguro, vamos a ganar y lo que queremos es ganar masivamente, no confío en el Consejo Supremo Electoral, ellos van a controlar las mesas electorales, pero el pueblo se va a volcar y no van a tener cómo ocultar el triunfo.

Vamos a ganar por más de 15 mil votos y cuidado llegamos a 50 mil.


¿No le teme al fraude?
Temor solo a Dios, pero está a todas luces visto, Daniel Ortega quiere perpetuarse en el poder, las municipales son un referéndum y sabemos que ellos no quieren permitir observación nacional ni internacional, por eso temo. En León y Managua, principalmente, van a echar toda su artillería de la maldad para usurpar los resultados y cambiar lo que el pueblo quiere, que es derrocar a la dictadura orteguista.


Leonés de pura cepa
Nació en el Hospital San Vicente de la Ciudad de León, hace 42 años, hijo de Ariel “Pepano” Terán Vargas y de Melba Saborío Buitrago. Es el tercero de cinco hijos y el primer varón de la familia. Se considera “leonés de pura cepa”. Ha gerenciado varias empresas y fue fundador de otra familiar.

Casado y padre de tres hijos, lleva más de treinta años trabajando en el sector privado leonés. Terán destaca más por su experiencia empresarial y agropecuaria que como político y se define a sí mismo como un amante de su ciudad natal, que ahora se lanza al campo de la política motivado por la urgente necesidad de cambios que percibe en el manejo de la municipalidad.


Desciende de empresarios e intelectuales
Vivió en Estados Unidos por razones de estudios y por motivos políticos. No se concebía en la política, “ningún familiar mío se ha metido a política, soy el primero”.

Visionario de un León turístico y cultural de nivel mundial, de un León agroindustrial dispuesto a la apertura de nuevos mercados, con el fin de que toda su gestión redunde en más y mejores empleos para los leoneses.

Su mamá desciende de la familia Buitrago, de renombre por su intelectualidad y por sus aportes a la cultura leonesa.

Su papá, “El Pepano” goza de reconocimiento tanto en León como a nivel nacional, por haber sido fundador del primer equipo de béisbol de la ciudad, el famoso y mayor campeón de la historia “León-San Felipe”, de ahí le viene su vena deportiva que lo ha llevado también a involucrarse activamente con este deporte, como jugador y como directivo.


Beisbolista
En dos ocasiones Terán ha salido al rescate del equipo de primera división, cuando fueron abandonados por sus directivos. Casado con la abogada Allison Loáisiga Sevilla, es padre de cuatro niños.

Ariel estudió desde preescolar hasta el quinto año de secundaria, en el Colegio La Salle, uno de los centros de estudios de mayor prestigio y reconocimiento en la ciudad metropolitana.

Realizó sus estudios superiores de Administración de Empresas, en la Universidad Internacional de la Florida y ha cursado estudios de Economía.

Con un alto espíritu emprendedor, fundó a los 23 años de edad, en los Estados Unidos (Easy Rider) y desde entonces ha ocupado cargos ejecutivos en empresas como: Corporación Tabacalera de Occidente, Tabacos Nicarao y más recientemente en Plaza Siglo Nuevo, donde fungió como gerente general fundador, de dicha empresa turística y de servicios.


Programa de gobierno
* Ariel Terán cuenta con un ambicioso plan de gobierno que pretende implementar durante cuatro años de su administración. Prefiere llamarle plan de trabajo y no de gobierno.

* El proyecto del grupo de Terán se centra en seis ejes centrales: gobernabilidad y participación de todos, fomento de empleos, impulsar proyectos de hermanamientos y cooperación, desarrollar proyectos de infraestructura vial y restauración de la infraestructura colonial, cultura y deportes.