•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La encargada de Negocios de la Embajada del Reino de los Países Bajos, Reina Buijs, confesó ayer en su discurso en ocasión del “Día de Holanda”, que la simpatía por la Revolución Popular Sandinista y el deseo de aportar a la reconstrucción del país en 1979, fueron las razones para el inicio de la relación de apoyo entre los Países Bajos y Nicaragua.

Sin embargo, también confesó que aunque como amigos y socios generalmente ambos gobiernos se entendían, “a veces no logramos coincidir en los análisis o conciliar posiciones”, y afirmó que “por esa razón debimos terminar el apoyo presupuestario general”, en alusión al retiro bilateral de la cooperación de Holanda a finales de esta año.

“No coincidimos tampoco en la penalización de toda forma de interrupción del embarazo, lo que se ha dado en llamar “aborto terapéutico”, pero seguimos apoyando al sector salud en sus esfuerzos”, manifestó la diplomática en la celebración del “Día de Holanda”, que también tenía el propósito de informar sobre los diferentes instrumentos económicos, fondos, proyectos y programas, tanto nacionales como regionales que se mantendrán disponibles y ejecutándose.

Durante su discurso, Buijs resumió una cronología de 30 años de relaciones y de cooperación entre Holanda y Nicaragua, destacando que desde inicio de los años 80, Nicaragua ha sido (un país que ha gozado) ininterrumpidamente de la concentración de la cooperación holandesa.

Programas ejecutados

Manifestó que los temas apoyados en los 80 y en los 90 fueron agua, saneamiento, reforestación, manejo de bosques, medio ambiente, salud, nutrición, educación básica y técnica, desarrollo rural productivo, pesca, manejo de puertos, además de programas de género y de derechos humanos, sobre todo los derechos de las mujeres.

También señaló que desde 1993 apoyaron la primera Comisaría de la Mujer, Niñez y Adolescencia en el Distrito V en Managua, porque inicialmente los proyectos beneficiaron a regiones como Las Segovias, León, Chontales y la Región Autónoma del Atlántico Sur, RAAS.

Cooperación ahora será regional

Sin embargo, la cooperación continuará de manera regional. Bastiaan Engelhard, Primer Secretario y Coordinador del Programa para América Central, explicó que esta nueva etapa de cooperación regional implica un plan de tres años, que se centrará en tres áreas: seguridad humana, acceso a justicia y derechos humanos. La inversión “modesta” para este nuevo programa regional es de US$50 millones, afirmó Engelhard.

“Yo creo que lo que cambia es la mentalidad de nuestra cooperación, nosotros hemos estado aquí como socios en el comercio y la cooperación… yo creo que refleja un cambio de la manera de operar y de dialogar entre los dos países”, dijo Engelhard, insistiendo que con la salida física de la embajada no quiere decir que van a parar la cooperación.

Potenciar la integración centroamericana

También manifestó que con el apoyo regional pretenden potenciar la integración centroamericana, porque los programas ahora están dirigidos no solo a Nicaragua, sino también a Guatemala, Honduras y El Salvador, Costa Rica y Panamá.

“Muchos de los problemas de la región no son nacionales, sino internacionales, entonces sentimos mejor estimular el diálogo internacional, y por eso trabajamos a través del SICA (Sistema de Integración Centroamericano)”, dijo Engelhard.

 

Proyecto en construcción

Uno de los proyectos específicos que Holanda deja en proceso de construcción en Nicaragua, es el nuevo Hospital General Occidental de Managua.
El proyecto tiene un costo de US$64.6 millones, con un aporte del gobierno del Reino Unido de los Países Bajos, de US$22.75 millones, y un aporte del gobierno de Nicaragua (con un préstamo de BCIE) de US$41.85 millones.
El período de construcción de este hospital es de 2013 a 2016. El gobierno del Reino Unido también aportó US$500,000 para la fase de diseño.