•  |
  •  |
  • END

Matilde Cordoba y Afp

El presidente Daniel Ortega se incorporó hasta el mediodía a la Cumbre de Presidente del Sistema de Integración de Centroamericana (SICA). Según reporta El Heraldo de Honduras, Ortega entró por la puerta trasera de la Casa Presidencial.

Desde la madrugada de ayer, mujeres del Movimiento “Visitación Padilla” protestaron por la visita de Ortega frente a la Casa Presidencial. A juicio de las protestantes, Ortega es culpable del delito de violación por el que lo acusó su hijastra Zoilamérica Narváez, quien recientemente retiró la demanda contra el Estado por retardación de justicia que presentó ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Aún se desconoce si Ortega llegó tarde al evento para evitar las protestas del movimiento feminista hondureño, o por su acostumbrada impuntualidad a los eventos oficiales.


Mandatarios preocupados por crisis
Los presidentes centroamericanos se reunieron este sábado en Honduras en busca de opciones para combatir la inseguridad y evaluar los impactos que sobre la región se pronostican de la gran debacle financiera mundial, entre otros temas de la integración regional.

El gobernante hondureño Manuel Zelaya como presidente pro témpore del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), dio a conocer en rueda de prensa conjunta que los gobernantes acordaron buscar que la crisis financiera de Estados Unidos se convierta en una oportunidad para la región.

“Queremos convertir la crisis económica internacional como una oportunidad, queremos poner a Centroamérica como un lugar que sea atractivo para la inversión y el desarrollo”, explicó Zelaya.

El presidente hondureño dijo que “se logró consensuar un documento sobre la necesidad de homogenizar políticas económicas, comerciales y sociales para dar una respuesta a los pueblos centroamericanos sobre la crisis económica internacional”.

“En la medida que pase el tiempo, su impacto (de la crisis) va a ser más sentido por nuestros gobiernos, por nuestros pueblos y por todo el aparato productivo”, agregó.


“El capitalismo está enfermo”

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, manifestó que la reunión “fue una oportunidad para abordar la crisis mundial (...), que no es más que una enfermedad terminal que sufre el sistema capitalista”.

“Hemos conversado sobre la crisis, yo diría (que fue) el tema central”, dijo Ortega, quien señaló que el desafío será “desarrollar esas capacidades que ya tiene instaladas Centroamérica y, claramente, estamos hablando de fortalecer el mercado regional”.

Manifestó que Centroamérica buscará otras opciones para no depender de la economía estadounidense que está en crisis, como es el caso del Mercosur y Venezuela, país que según él propende a un comercio justo donde se toman en cuenta las asimetrías.

Opinó que los 700.000 millones del plan de rescate aprobado por Washington para enfrentar la crisis son “un parche que (los estadounidenses) están poniendo a una herida profunda que sufre la economía”.


Urgen fondos para paliar efectos
El mandatario de Guatemala, Álvaro Colom, informó que los gobernantes instruyeron al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para que busque fondos con socios extrarregionales como Taiwán, México y España, para financiar con programas de 200 millones de dólares a los bancos centrales y otros 200 millones al sector privado de la región.

Por su parte, el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, también calificó como “enferma” la economía de Estados Unidos, y lamentó que sus impactos en Centroamérica se puedan manifestar en una disminución de las exportaciones, el turismo y las inversiones.

En ese sentido, dijo que Costa Rica busca “nuevos mercados para diversificar nuestro comercio” y la adhesión a Petrocaribe, con la que Venezuela dispone de una ayuda “generosa” con financiamiento de un porcentaje de la factura petrolera.

El mandatario de El Salvador, Antonio Saca, destacó que aparte del plan alimentario, se acordó seguir ampliando lazos comerciales, además de con la Unión Europea, con la Comunidad del Caribe, Caricom.