•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un enviado de la Iglesia Ortodoxa Ecuménica de la antigua Constantinopla (Bartolome I), hoy Estambul, Turquía, se reunió este lunes con el pleno de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, en busca de un acercamiento y diálogo con la Iglesia católica nicaragüense, ya que consideran que “mil años de separación, entre ambas iglesias cristianas, es un pecado ante los ojos de Cristo”.

El enviado especial, de Bartolomé I, quien se identificó ante la prensa nacional como el arzobispo Atenágoras, se reunió con los prelados del CEN, luego de visitar al presidente del Poder Legislativo, René Núñez Téllez.

Atenágoras, nacido en Estados Unidos, pero de origen griego, dijo que su visita al país, obedece al inicio de una misión para caminar junto con la Iglesia católica de Nicaragua y beneficiar al pueblo católico de este país y de la región.

Dijo también que se reunió con el representante del Vaticano en el país, el nuncio apostólico, monseñor Fortunatus Nwachukwu, y que en el encuentro hablaron sobre la situación de las iglesias y el diálogo cristiano.

Por su parte el arzobispo de la arquidiócesis de Managua, monseñor Leopoldo Brenes, señaló que el encuentro con el representante de la Iglesia Ortodoxa Ecuménica fue un encuentro que el señor concedió para estrechar los lazos de amistad con el arzobispo Atenágoras y además fortalecer la amistad de las iglesias hermanas.

Hay diálogo

“Nosotros llevamos un diálogo desde hace muchísimos años con la iglesia Ortodoxa. Nos une de manera especial nuestro amor a Jesucristo. Hoy (ayer) hemos tenido un diálogo muy fraterno muy hermoso, fortaleciendo nuestra amistad y cariño, de mi parte le he ofrecido a su excelencia esta arquidiócesis. Nuestros fieles, nuestros presbiterios, lo recibimos con cariño y deseamos que la misión de la Iglesia Ortodoxa que se va a establecer en Nicaragua -abriendo una pequeña iglesia-, tenga éxito”, refirió monseñor Brenes.

El enviado especial de Bartolomé I, dijo también que con la Iglesia católica hay diferencias, pero que hay más cosas que los unen que los dividen. “Nosotros respetamos y aceptamos al Papa de Roma como hermano mayor en la Iglesia cristiana”, finalizó Atenágoras.