•  |
  •  |
  • END

A pesar de que hasta el pasado tres de octubre el Presidente de la República publicó las correcciones del decreto que especifica las garantías que suspendía en el Decreto de Emergencia Económica para intervenir Tropigás, los diputados y personalidades apenas conocían del caso, pero aseguraron que se trata de una medida extrema para una empresa, cuando debieron agotarse los recursos que establecía la Ley de Hidrocarburos.

El diputado de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, Javier Vallejos, aseguró que la medida al parecer busca hacer efectiva la intervención de Tropigás, pues en el decreto anterior no detallaba qué garantías constitucionales afectaba.

Para Vallejos, debieron agotarse los recursos de la Ley de Hidrocarburos que establece que debe llamarse a las partes afectadas y presionar a la empresa, en este caso Tropigás.

Hay otras formas de presionar a Tropigás
Para el diputado Víctor Hugo Tinoco, de la bancada MRS, debió haberse puesto presión a la empresa, pero no con esta medida, por lo que le resulta extraño llevarla al extremo.

“Tenemos la tesis de que hay que proteger a los consumidores, pero no justificarlos para suspender derechos, es mejor ir a los tribunales y se acusa a la empresa por su mala distribución, e igual presión le ponés, si lo que querés es castigarla”, señaló Tinoco.

Para Tinoco una denuncia interpuesta por un gobierno disuade cualquier intento de afectar a los consumidores.

De acuerdo con los diputados, el decreto deberá enviarse a la Asamblea Nacional para su aprobación, y tanto Tinoco como Vallejos solicitaron a la Junta Directiva revisarlo con detenimiento y pasarlo a plenario.

El presidente Daniel Ortega intervino la empresa Tropigás el pasado 24 de septiembre para evitar el desabastecimiento del producto un día después de que dicha empresa amenazara con no suministrarlo si no le aprobaban al mismo un alza del ciento por ciento.

Tropigás importa y distribuye aproximadamente el 60 por ciento del gas licuado en Nicaragua.