•  |
  •  |
  • END / Canal 11

Las debilidades de los sistemas judiciales constituyen una amenaza para los Estados democráticos en Centroamérica, sostiene el Programa Estado de la Región, en el Tercer Informe de Desarrollo Humano Sostenible.

Los centroamericanos demandan se combata la corrupción en la gestión pública y persista la justicia.

También se percibe la falta de transparencia, autonomía y rendición de cuentas del sistema judicial, como enemigos de la democracia.

Nicaragua ocupa un lugar nada honroso, encabeza las opiniones negativas. El 45 por ciento de los nicaragüenses consultados en el informe, opinan que la justicia sigue lineamientos políticos.

En cuanto a qué tan democráticos son hoy en día los países, refiere que  la construcción del sistema que inició en los 90 va “con lentitud”, e incluso encuentra grandes obstáculos.

Sobre la seguridad ciudadana, llama la atención que en los países se percibe la delincuencia como amenaza para el desarrollo, y se vincula en especial al hecho que la región sirve de puente para el narcotráfico.Y lo peor es que la población observa que las instituciones encargadas de la seguridad son débiles.

El Programa Estado de la Región recomienda a los gobiernos que la manera  para responder a cada uno de los desafíos que arrastra desde hace más de una década es hacerlos junto como región, y para ello debe lograrse la integración.