Rafael Lara
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El exdiputado Agustín Jarquín Anaya denunció ser objeto de acoso, amenazas e intimidación por parte de personas desconocidas, y aseguró que interpondrá la denuncia ante las autoridades policiales, quienes deberán investigar de dónde provienen y brindarle protección a él y a su familia.

Jarquín presentó esta denuncia ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, donde mencionó que hace diez días, mientras se tomaba un café con dos amigos, estaba siendo objeto de vigilancia y hasta le tomaron fotos.

“Tomaba un café con el pastor Leonel Úbeda y otra amistad, y él me advirtió que nos tomaban fotografías”, expresó Anaya, alegando que posteriormente abordó a las personas, que mostraron mucho nerviosismo.

Igualmente en su cuenta de Facebook ha recibido amenazas contra él y su familia.

“Estos hechos unidos han causado zozobra y creado temor en su familia”, alegó, asegurando que a pesar de esto no se siente intimidado y continuará rechazando la resolución del CSE.

Jarquín valoró que esta situación ha sido propiciada por la resolución del Consejo Supremo Electoral, CSE, que lo tilda de haber traicionado a los electores, al separarse de la bancada legislativa oficial y trasladarse a la bancada de la oposición.

Mencionó que la Constitución dicta que nadie está obligado a acatar lo que la ley no manda, esto considerando que el CSE se extralimitó en sus funciones al retirarle su diputación, algo que es competencia únicamente de la Asamblea Nacional tras seguir los trámites correspondientes conforme a la ley.

La doctora Vilma Núñez, directora del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, dijo que corroborarán la situación y acompañarán a Jarquín Anaya a interponer la denuncia ante la Policía Nacional, para que se investigue quiénes lo amenazan y lo siguen. También indicó que solicitarán medidas de protección para él y su familia.