•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una notificación recibida ayer lunes al mediodía fue motivo de celebración para Agustín Jarquín Anaya y la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, pues en ella se le invitaba a que se presentara el día hoy, martes, a sesionar en la Asamblea Nacional, pero la celebración se acabó al término de dos horas, cuando la Dirección de Protocolo del Legislativo aclaró que todo fue una equivocación humana.

“El día de hoy se presentó algo anormal, y fue que el señor Agustín Jarquín Anaya recibió citatoria a sesión para los días martes 13 y miércoles 14, asumiendo yo con toda la responsabilidad del caso que fue un error mío el no haber digitado la eliminación de su nombre dentro del listado que nosotros poseemos”, dijo Patricia Cano, directora de Protocolo de la Asamblea Nacional.

Cano dijo que el envío de la citatoria fue una equivocación humana y que al enterarse del error se trató de comunicar con Jarquín para aclarar por la línea telefónica, pero que este no contestó nunca su móvil.

Anterior a las declaraciones de la Directora de Protocolo, Jarquín había confirmado vía telefónica a END, que recibió la notificación por parte de la segunda secretaría del Legislativo, donde se le invitaba a la sesión plenaria del día de hoy. La noticia fue bien recibida por él y en el seno de la BDN.

En tanto, Cano dijo que deslindaba de toda responsabilidad a la segunda secretaría del parlamento y que el error lo asumía personalmente, ya que ella es quien se encarga de enviar las notificaciones a los diputados para que se presenten a las sesiones de plenario.

Muestra telegrama

Jarquín, cuya diputación fue recientemente cancelada por el Consejo Supremo Electoral, CSE, mostró la tarde de ayer el telegrama de Correos de Nicaragua, en el que se le notifica que estaba invitado a sesionar.

El exparlamentario dijo que la Junta Directiva nunca le notificó oficialmente de su destitución y que ante la invitación recibida, asistiría este martes al parlamento.

El Consejo Supremo Electoral, CSE, canceló la credencial de diputado a Agustín Jarquín Anaya el 26 de junio, argumentando que este traicionó al partido y al voto popular que lo había elegido como diputado.