•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El segundo semestre del quehacer legislativo empezó este martes con una revisión exhaustiva de los vehículos que ingresaban al edificio de la Asamblea Nacional. La requisa tenía como propósito que Agustín Jarquín Anaya no ingresara por ninguno de los portones de este Poder del Estado, cuya Junta Directiva aprobó días atrás una notificación del CSE en la que se le cancelaba la credencial como diputado.

Jarquín Anaya intentó ingresar este martes pasada las 9 de la mañana, por el portón peatonal de la Asamblea Nacional, que está ubicado frente al costado sur del Parque Luis Alfonso Velásquez Flores, pero en su intento se encontró con que la puerta estaba con candado. El exaliado del Gobierno, inmediatamente se movió hacia al portón que lleva al Paseo Peatonal Augusto C. Sandino, que se encuentra dentro del Legislativo, donde también grandes candados le impidieron el acceso al Hemiciclo.

Suena candados

Una y otra vez, Jarquín sonó los candados de la Asamblea Nacional ante el abandono de los oficiales de la Policía Nacional, que comúnmente resguardan el acceso a este edificio. El exdiputado no fue atendido y desde allí brindó declaraciones a los medios de comunicación, acompañado solamente con 6 de los 24 diputados de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, quienes en días anteriores se comprometieron a acompañarlo físicamente en su intento de ingresar.

El líder de la Unión Demócrata Cristiana (UDC), dijo literalmente desde los portones de la Asamblea Nacional que se arrepentía de la alianza que mantuvo con el FSLN oficialmente hasta julio de 2012. “Definitivamente tengo ese sentimiento. Yo he cometido una serie de errores en mi vida, lo tengo que decir”, dijo.

El exdiputado señaló, luego de su intento frustrado de ingresar al Hemiciclo, que su próximo paso a seguir es buscar la unidad de todos los independientes, y que deponía las acciones violentas para hacer validar sus derechos por la vía cívica.

Dentro del Hemiciclo, el diputado Pedro Joaquín Chamorro se refirió a la negativa de no dejar entrar a Jarquín Anaya, y por lo tanto pidió una reforma a la Ley Orgánica de la Asamblea Nacional para que se deje claro quién puede o no puede ser destituido por pasarse de una bancada a otra, tal como lo hizo Jarquín en junio pasado.

A Jarquín Anaya le fue cancelada su credencial como diputado el 27 de junio, tras una resolución del Consejo Supremo Electoral, la cual argumentaba que Jarquín había traicionado la voluntad de sus electores al pasarse de la bancada del FSLN que lo postuló a la de la opositora BDN.