elnuevodiario.com.ni
  •   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN EFE


El Gobierno de Costa Rica rechazó hoy unas declaraciones del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, que dijo que reclamaría la norteña provincia costarricense de Guanacaste, y le acusó de promover la xenofobia.

"Es una manifestación que rechazamos totalmente", afirmó este miércoles a medios locales el canciller costarricense, Enrique Castillo, quien calificó las declaraciones de Ortega como "absolutamente irrespetuosas".

Castillo aseguró que Ortega pretende desconocer el tratado de límites Cañas-Jerez, que rige la frontera entre ambos países desde 1858.

La provincia de Guanacaste, uno de los mayores atractivos turísticos de Costa Rica por sus playas y riquezas naturales, se anexó a este país en 1824, cuando Nicaragua estaba en un conflicto interno.

Ortega dijo ayer  en un discurso en ocasión del 33 aniversario de la Fuerza Naval de Nicaragua que podría considerar acudir a la Corte Internacional de Justicia, CIJ, para reclamar Guanacaste.

"Eso le permitiría a Nicaragua recuperar un inmenso territorio, si la sentencia favoreciera a Nicaragua", comentó el mandatario, quien sostuvo que existen "fundamentos históricos" de que esa provincia fue cedida a Costa Rica "cuando el país estaba enfrentando al expansionismo yanqui" a inicios del siglo XIX.

Las palabras de Ortega se dan unos días después de que San José acusara a Nicaragua de ofrecer bloques petroleros en zonas del Océano Pacífico y el mar Caribe que supuestamente pertenecen a Costa Rica o donde los límites marítimos no han sido definidos, versión que ha rechazado el Gobierno sandinista que alega que ese territorio es parte de lo que le asignó el tribunal de la Haya en la histórica sentencia en el conflicto limpítrofe con Colombia.

Además, la CIJ mantiene abierto un juicio en el que unió una demanda de Costa Rica contra Nicaragua por supuestamente invadir y causar daños ambientales en su territorio, en una zona conocida como Harbour Head y otra de Managua contra su vecino por la contaminación del río San Juan, de soberanía cien por ciento nicaragüense.

Ortega dijo que está dispuesto a dialogar con Costa Rica sobre estos asuntos, pero el canciller Castillo afirmó hoy que no hay nada que negociar.