•   San José  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, llamó ayer a consultas a su embajador en Nicaragua, Javier Sancho, por las declaraciones del presidente de ese país, Daniel Ortega, en las que dijo que Managua “podría considerar” en un futuro el reclamo de la provincia costarricense de Guanacaste.

Durante un evento en la zona del Caribe, Chinchilla dijo a periodistas que este mismo miércoles sostendrá una reunión con Sancho y con el canciller costarricense Enrique Castillo, para valorar las acciones a seguir.

Además, anunció que enviará una nota formal de protesta al Gobierno nicaragüense, con quien mantiene una disputa limítrofe desde el 2010.

El Ejecutivo costarricense dijo sentirse “indignado” con las manifestaciones de Ortega.

“Es un desprecio difícil de entender y difícil de comprender, particularmente por el hecho de que Costa Rica no está haciendo nada para provocar este tipo de reacciones”, expresó Chinchilla.

“Nuestra obligación como Gobierno es prestarle atención, darle toda la importancia que amerita cuando se amenaza a un país con cercenarle una importante porción de su territorio”, añadió.

Los límites entre Costa Rica y Nicaragua quedaron establecidos en el tratado Cañas-Jerez, firmado en 1858.

La provincia de Guanacaste, uno de los mayores atractivos turísticos de Costa Rica por sus playas y riquezas naturales, se anexó a este país en 1824 tras realizar cabildos en sus principales pueblos, cuando Nicaragua sufría uno de sus innumerables conflictos internos que vivió en el pasado.

Ortega dijo, en un discurso en ocasión del 33 aniversario de la Fuerza Naval de Nicaragua, que podría considerar acudir a la Corte Internacional de Justicia, CIJ, para reclamar ese territorio.

 

El conflicto con los ticos

Costa Rica y Nicaragua se encuentran enfrascados en discusiones fronterizas desde hace años.

Hace algunas semanas San José acusó a Managua de ofrecer bloques petroleros en zonas del océano Pacífico y el mar Caribe, que supuestamente pertenecen a Costa Rica o donde los límites marítimos no han sido definidos, versión que ha rechazado el Gobierno sandinista que alega que ese territorio es parte de lo que cedió la CIJ en el histórico fallo del litigio con Colombia.

Además, la CIJ mantiene abierto un juicio por una supuesta invasión de Nicaragua a una pequeña porción de territorio en el Caribe, y por graves daños ambientales de este país al río San Juan, cien por ciento de soberanía nicaragüense.