María José Aguirre y Ary Neil Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

El presidente de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Eduardo Montealegre admitió ayer sus deseos de reunirse con el Presidente de la República, Daniel Ortega, para tratar temas como el presupuesto del próximo año y otros que afectan a la población en general.

Fuentes extraoficiales confirmaron a EL NUEVO DIARIO que Montealegre sostuvo una “reunión secreta” con el presidente Ortega la noche del jueves, pero el presidente de la ALN negó la versión asegurando sí, que le gustaría reunirse con el mandatario nicaragüense.

Contradictoriamente a sus deseos, criticó de forma severa la gestión de Ortega, y calificó a su gobierno de “incapaz” para dirigir el destino del país.

Busca la unidad, pero…

Montealegre participó en un acto de firma de “unidad” de las denominadas fuerzas democráticas del municipio de Nindirí, cuando paradójicamente enfrenta una seria rebelión interna que amenaza con el descalabro de la ALN como partido político.

El político trata de unir fuerzas para derrotar al Frente Sandinista en las elecciones municipales de 2008, junto a líderes de la alianza conformada por los partidos ALN; Partido Liberal Constitucionalista, PLC; Partido Liberal Independiente, PLI; Partido Social Cristiano; Partido Conservador, y el Movimiento Renovador Sandinista, MRS; sin embargo, su bancada en el Poder Legislativo amenaza con desintegrarse.

Por su parte, la jefa de bancada de la ALN, María Eugenia Sequeira, expresó que a pesar de que un grupo de liberales quiere “limar asperezas”, otro grupo no está de acuerdo con esta unidad, “y sólo quiere fraccionarnos”.

En tanto, el diputado del PLC, Enrique Quiñónez, admitió que los liberales “por llenarse de arrogancia dividieron el voto, y por tal razón hoy tenemos como dirigente del pueblo al mayor delincuente que ha tenido este país”.

Gobierno incapaz

En su acostumbrada retórica, Montealegre calificó de “incapaz” al actual gobierno. “El principal motivo de esta unidad es que el pueblo ya está cansado de que los políticos nos estemos peleando, porque el pueblo lo que quiere es que los incapaces de gobernar terminen su período lo antes posible, para que dejen a hombres y mujeres capaces sacar al país adelante”, señaló.

“Y cuando escuché a Fernando Avellán que allí estaban las celdas esperándonos dije: (que) no se preocupen, nosotros no vamos a entregar el país (…), nosotros con la frente en alto tenemos que trabajar para que los frijoles y la luz bajen”, expresó Montealegre, refiriéndose a ataques que han recibido de otros liberales.

Asimismo, señaló que para el próximo año espera que el pueblo brinde una oportunidad, para asegurarse de que “ya no existan magistrados de la Corte Suprema de Justicia partidarios, que únicamente respondan a los interés de los caudillos (Ortega y Alemán), y que tampoco haya diputados que les sigan el juego a los sandinistas”.