•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Como los miles de nicaragüenses que toman lo indispensable y emprenden el camino con el único objetivo de alcanzar una vida mejor para ellos y sus familiares, la Ley de Atención y Protección al Migrante Nicaragüense en el Exterior ha dado muchos pasos, pero aún no llega a su destino que es la aprobación en la Asamblea Nacional.

ley emigrantes web

En septiembre del 2009, se presentó la primera iniciativa de Ley de Atención y Protección al Migrante Nicaragüense en el Exterior, tiempo después se acompañó en la lista de proyectos de ley en proceso de dictamen de la Ley Especial de Atención y Regularización de Inmigrantes Nicaragüenses en la República de Costa Rica.

Organizaciones aglutinadas en la Red Nicaragüense de la Sociedad Civil para las Migraciones realizaron consultas con diferentes sectores, entre ellos migrantes y familiares de migrantes, para poder enriquecer un borrador, a la espera de ser llamados por los diputados para dar sus aportes.

“Se ha ido enriqueciendo el borrador que tiene la red. Tomando la opinión de los migrantes y sus familiares. Insistimos desde la red para que pudieran ser tomados en cuenta nuestros aportes y los de migrantes y sus familiares”, afirmó María Estelí González, responsable de incidencia política del Servicio Jesuita para Migrantes, SJM, miembro de esta red.

Desde inicios de este año los diputados de la Comisión de Población, Desarrollo y Municipios, retomaron la ley de migrantes en el exterior y se reunieron con el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Gobernación.

Consulta suspendida

En junio, la comisión llamó a la Red Nicaragüense para Migrantes a consultas para el proyecto de Ley de Atención y Protección al Migrante Nicaragüense. Sin embargo, la consulta fue suspendida porque la comisión no presentó el documento final de la propuesta de ley a los miembros de la red y estos no pudieron hacer sus observaciones.

Los aspectos que de acuerdo al SJM y la red deben ser incluidos son: por un lado el reconocimiento de los principios constitucionales de que los nicaragüenses tienen derecho en el exterior a la protección y amparo que se realizará por parte de las autoridades consulares.

Sugieren viceministerio

Para ello sugieren crear mecanismos y coordinaciones interinstitucionales, y proponen la creación de un viceministerio de nicaragüenses en el exterior, que sería una dependencia del Ministerio de Relaciones Exteriores y estaría encargado de dirigir las secciones consulares.

“Que los migrantes que quieran legalizarse puedan obtener estos documentos (cédulas, récord de policía, etc.) y acceder a los beneficios que tienen en el extranjero. Otra cosa que debería hacer el viceministerio es informar a la población, darle asesoría legal, para que ellos puedan realmente acceder a esos beneficios”, detalló González.

Añadió a las funciones que podría tener este viceministerio las campañas de sensibilización, apoyo para los migrantes vulnerables como los menores no acompañados, mujeres, migrantes detenidos en el exterior y apoyar el traslado de migrantes fallecidos en el exterior.

Para evitar los abusos en los aeropuertos y fronteras con los migrantes deportados proponen brindarles asistencia, que las autoridades nicaragüenses tengan presencia en esos lugares. “Hay que informar a las personas qué derechos tienen”, dijo.

Una base de datos

De acuerdo al Perfil Migratorio del 2012 de la Organización Internacional para las Migraciones, OIM, Nicaragua se caracteriza por ser un país de origen de población migrante (emigración), en el que permanecen dos corrientes migratorias Sur-Norte y Sur-Sur, y en menor medida se identifica el país como destino (inmigración).

“Abogamos porque exista una base de datos de los nicaragüenses en el extranjero, un banco de información, organizaciones de migrantes en el extranjero, que se genere información nueva sobre convenios laborales y ese tipo de cosas”, expresó González.

En este sentido, mencionó entre los avances que se han dado la emisión de la Apostilla de La Haya, por la Dirección General Consular del Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua, un instrumento aprobado por la Asamblea Nacional en julio de 2012 que reconoce la autenticidad de documentos públicos emitidos en Nicaragua, tales como títulos universitarios, partidas de nacimiento, certificados de defunción entre otros documentos, sin que requiera posteriormente de otro trámite.

De acuerdo al Perfil Migratorio de Nicaragua del 2012, se estima que hay cerca de 800 mil nicaragüenses viviendo en el exterior, es decir, entre el 10% y el 13% de la población.

Enfoque en derechos humanos

Graciela Marsal, Coordinadora de la Red Nicaragüense de la Sociedad Civil para las Migraciones, detalló que a nivel nacional y regional se está abogando porque las políticas nacionales de migración de cada país cambien el enfoque de seguridad por el de defensa y protección de los derechos humanos de los migrantes.

“Queremos que el tema de migración y desarrollo se ponga en la agenda, pero que sea con un enfoque hacia la defensa y protección de los derechos humanos”, remarcó Marsal.

Añadió que la ley además de estos derechos avala los derechos políticos de los nicaragüenses, como el voto en el exterior, que eso aún no se contempla, pero igual busca la protección de los niños, adolescentes, mujeres y personas con discapacidad que se encuentran fuera del país.

Crear Conamine

Según la red la ley debería incluir la creación de un Consejo Nacional de Atención al Migrante Nicaragüense en el Exterior, Conamine, una instancia que dictaría las políticas para atención, protección y promoción a los migrantes nicaragüenses y que estaría adscrita a la Cancillería.

Ley acompañada de fondos

En cuanto a los fondos para poner en marcha la ley, una vez que sea aprobada, proponen que se incorpore al presupuesto una partida de lo que se genera de las remesas, que según el perfil migratorio representa el 12.5% del Producto Interno Bruto.

Además proponen destinar un 1% del presupuesto nacional, tomando en cuenta la cantidad de nicas que se encuentran en el exterior.

 

Diputados quieren norma moderna y ágil

Según el diputado Juan Ramón Jiménez, presidente de la Comisión de Población, Desarrollo y Municipio, la ley no se ha dictaminado porque buscan articularla de tal manera que sea una “ley moderna y ágil”.
“Estamos haciendo los últimos consensos con el Ministerio de Gobernación y con Cancillería y estamos esperando después que llevemos un acuerdo de acoplar bien la iniciativa de ley, se la vamos a poner a consulta al resto de miembros de la sociedad civil y a otras organizaciones”, comentó Jiménez.
Indicó que la próxima semana podrían invitar a estos organismos para consultarlos y recibir sus aportes. “Se trata de articular una serie de artículos que estaban dispersos sobre la misma ley. No queremos correr, queremos articular bien la ley para que salga una ley moderna, ágil y que pueda darle la atención y protección a nuestros migrantes en el exterior”, señaló.