Melvin Martínez
  •  |
  •  |
  • END

El director ejecutivo del Instituto para la Democracia y el Desarrollo, Ipade, Mauricio Zúñiga, reiteró ayer que no existe ninguna conspiración en contra del gobierno por parte de los Organismos no Gubernamentales, ONG.

“No hay una conspiración de las ONG en contra del gobierno, no es así, hay expresiones de disenso, pero no puede considerarse como conspiración. El asunto debe ser resuelto apelando a la responsabilidad de todos, para impedir que las cosas se lleven a los extremos, lo que no abona a la estabilidad sino a la polarización, y Nicaragua pierde”, consideró Zúñiga.

Hizo un llamado a las autoridades a actuar con prudencia y abonar a un clima de entendimiento al señalar que “existe un espacio de terreno entre el derecho público y privado” que debe ser llenado de forma concertada por normas, pero no por acciones punitivas sin sustentos jurídicos.


No trascender a lo administrativo
Indicó que Gobernación tiene derecho a intervenir ONG si hay fallas reiteradas en un ámbito administrativo, pero no se requiere trascender del ámbito administrativo al penal para normalizar situaciones que la ley no prevé como faltas o delitos.

Expresó que el derecho a disentir es positivo en toda sociedad democrática y fortalece al gobierno, si no éste no hubiese creado los CPC como un organismo de contraloría social o para incidir sobre las políticas del gobierno y los miembros del gabinete.

“Es un error lanzar una campaña de descalificación contra todas las ONG del país” cuando la mayoría son actores claves en las políticas públicas que el gobierno por sí solo no puede desarrollar, concluyó.