•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Asamblea Nacional de Nicaragua respaldó este jueves por unanimidad la posición del gobierno nicaragüense de establecer un diálogo con Colombia, en el cual se sienten las bases para el respeto pleno de la sentencia de noviembre de 2012 de la Corte Internacional de Justicia, CIJ, sin negociar las fronteras ya establecidas por la histórica sentencia.

La Hacienda de San Jacinto, lugar donde se liberó hace 157 años (1856) una batalla por la defensa de la soberanía nacional ante la invasión del filibustero estadounidense William Walker, fue el escenario donde los diputados respaldaron a mano alzada, la postura de diálogo con Colombia en aras de hacer cumplir a ese país sudamericano la sentencia que reconoció a Nicaragua más de 90 mil kilómetros cuadrados en el mar Caribe.

El presidente de la Asamblea Nacional, diputado René Núñez Téllez, dijo que la declaratoria firmada ayer por el pleno de los diputados es un ejemplo simbólico para apoyar a un presidente en la defensa del territorio nacional y por la demanda de hacer cumplir la sentencia de La Haya.

Para el diputado Sandinista Jacinto Suarez, presidente de la Comisión de Gobernación del Legislativo, este jueves se conmemoró un hecho trascendental para la historia, puesto que un 12 de septiembre de 1856 las fuerzas políticas de Nicaragua depusieron sus intereses y firmaron un acuerdo nacional para defender la soberanía ante las pretensiones de William Walker.

Es por ello que la resolución 06-2013 que aprobó la Asamblea Nacional significa, según Jacinto Suárez, una posición nacional en defensa de la soberanía. “No es la posición de un gobierno ni de un partido, Nicaragua está unida a defender las aguas que siempre fueron de ella para pedirle a Colombia que converse pero que de esas aguas ni una gota es de ellos”.

La lucha contra los invasores

En tanto, el diputado Wilfredo Navarro dijo que la declaración es un respaldo al presidente Daniel Ortega por su postura adecuada basada en los sustentos jurídicos, al tiempo que recordó el pacto que firmaron en esta misma fecha, un 12 de septiembre, los demócratas y legitimistas para derrotar dos días después el 14 de septiembre de 1856 a los filibusteros invasores encabezados por el estadounidense William Walker.

“Hoy, un 12 de septiembre, en la Hacienda San Jacinto donde hicimos morder el polvo a los filibusteros norteamericanos se firma otra pacto providencial entre las fuerzas políticas de Nicaragua para asumir la defensa de la soberanía nacional. Esto es un hecho trascendental que debe quedar grabado en la historia porque a pesar de las diferencias hemos hecho aparte los intereses políticos por defender el interés supremo que es la patria, su soberanía y su integridad territorial”, dijo Navarro.

Luego de la aprobación a mano alzada de la declaratoria número 06-2013, los diputados realizaron una sesión especial en conmemoración del 192 Aniversario de la Independencia de Centroamérica y Nicaragua, y por el 175 Aniversario de aprobación de la primera Constitución Política de la República de Nicaragua y del 157 Aniversario de la Batalla de San Jacinto.

 

Cohesión en torno al fallo

Para el vicepresidente de la República, Omar Halleslevens, la declaración aprobada ayer por la Asamblea Nacional es un gesto de cohesión a la voluntad de diálogo que tiene el presidente Daniel Ortega y el pueblo de Nicaragua.
“Con la aprobación de esta proclama, yo creo que es clara la cohesión que el pueblo de Nicaragua está viendo alrededor de esta situación (Colombia)”, dijo Halleslevens, quien agregó que Nicaragua siempre ha sido un fiel cumplidor de las resoluciones del máximo tribunal de justicia.