•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Fondo de Gobernabilidad Democrática para Nicaragua, FGD, y el Fondo de Derechos, Educación y Desarrollo IBIS, reunieron ayer a más de cien organizaciones socias en el Foro de Sociedad Civil Casa Abierta, donde se presentaron exposiciones sobre juventud, derechos colectivos de los pueblos indígenas y afrodescendientes, seguridad ciudadana e incidencia en políticas públicas.

Ana Glenda Tager, directora de Interpeace (Alianza Internacional para la Construcción de la Paz), fue quien realizó la ponencia sobre seguridad ciudadana en Centroamérica, donde hizo ver que aunque Nicaragua es considerada uno de los países más seguros del triángulo del Sur (conformado por Costa Rica, Panamá y Nicaragua), aún es necesario que la ciudadanía entienda la seguridad desde una perspectiva de participación.

Según los estudios de Interpeace, en Nicaragua hay “una cierta presencia de narcoactividad por la falta del Estado en algunas regiones del país, pero en general sigue siendo ejemplo de cómo la prevención de la violencia y la actuación de la Policía Nacional hacen la diferencia”, explicó Tager, de nacionalidad guatemalteca.

El Foro también ofreció la oportunidad de que muchas de las organizaciones asociadas mostraran el impacto de los fondos que ofrecen el FGD e IBIS.

Un ejemplo de la incidencia de estos fondos fue el apoyo a organizaciones como la Cooperativa de Arte Ceibo, integrada por artistas que establecen vínculos con la ciudadanía, “usando el arte como instrumento educativo”, explicó el director de Ceibo, José Wheelock, quien asegura que han viajada por diversos municipios del país.

“Carpa escuela”

Ceibo recorre pueblos y áreas rurales de Nicaragua con una “carpa escuela”, como le llama Wheelock a la estructura donde ofrecen una especie de talleres, con el objetivo de fortalecer la educación de los niños y jóvenes sobre folclor, teatro, pintura y otras artes. “Fortalecemos la autoestima comunitaria a través de las artes, y siempre hemos tenido un gran éxito porque el arte está dentro de nosotros”, manifestó Wheelock.

Costumbre ancestral

Otro proyecto que ha resultado exitoso ha sido la Asociación de Mujeres Indígenas Mayangnas, Myrab, quienes convirtieron una costumbre ancestral en un producto de beneficio económico, con la creación de vestuarios y accesorios elaborados con corteza de árbol de puno.

Yaneth Smith, miembro de la asociación Myrab, explicó que históricamente el puno era utilizado para hacer la ropa, los pañales, las sábanas, pero ahora es una fuente de ingreso y una manera de dar a conocer una costumbre ancestral.

Actualmente, esta asociación de mujeres mayangnas está en proceso de patentar la marca “Amat”, con la que registrarán sus productos.

En el Foro de Sociedad Civil “Casa Abierta” también participaron el comisionado Pedro José Rodríguez Argueta, jefe de la Dirección de Asuntos Juveniles de la Policía Nacional; el representante del Gobierno Territorial Rama y Kriol-GTRK, quien expuso sobre los derechos colectivos de los pueblos indígenas, y Víctor Campos, subdirector del Centro Humboldt, quien habló sobre la gobernanza ambiental en territorios indígenas.

FGD es una iniciativa conjunta de las Embajadas de la República Federal de Alemania, del Reino de los Países Bajos, de Finlandia y del Gran Ducado de Luxemburgo, además de la Agencia de Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude).