•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Vicepresidente de Nicaragua, Omar Halleslevens, indicó ayer que todos los pobladores están llamados a contribuir a impulsar acciones para la adaptación forzosa al cambio llamado cambio climático si se desea sacar adelante al país.

Agregó que desde el Poder Ejecutivo se impulsan acciones no solo para enfrentar desastres sino para prevenirlos. “Antes se decía que estos fenómenos eran naturales, pero desde hace algún tiempo el denominado cambio climático se ha determinado científicamente por especialistas que es provocado por los desaciertos y actos voraces del ser humano”, dijo.

Lo anterior lo expresó el vicemandatario durante la inauguración del III Congreso Nacional del Medio Ambiente, que impulsa la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) a través de su Facultad Regional Multidisciplinaria (Farem-Estelí), bajo el lema: “El reto es actuar, para adaptarnos al cambio climático”.

Llamó la atención sobre el recalentamiento de las aguas en los océanos y el deshielo en los polos, con lo que cada año los mares incrementan de forma acelerada su incursión en tierra firme, por lo que existe la amenaza de que poblados cercanos a las costas desaparezcan en un corto tiempo. Dijo que en el mar es donde se forma la mayoría de eventos y cambios en la naturaleza, por lo que al estar afectados también se pone en riesgo la sobrevivencia humana.

De acuerdo con lo expresado por Halleslevens, el Gobierno impulsa una serie de iniciativas como la reducción del consumo de leña, modificando los antiguos fogones y en otros casos cambiando su uso por cocinas industriales.

También en la parte productiva detalló que el Gobierno estimula iniciativas encaminadas a rescatar semillas criollas, de igual forma que sean resistentes a la falta de agua y las plagas.

Sobre el Canal

Al ser consultado sobre los cuestionamientos que se hacen en torno al proyecto del Gran Canal, Halleslevens consideró que “todo proyecto por muy pequeño que se considere siempre trae un impacto al medio ambiente, pero lo importante es que los gobiernos tengan la conciencia, tal como lo hace la Administración actual, de estimular acciones y estudios sobre cómo mitigar o amortizar esos efectos”.

“Siendo realistas”, añadió, “así se dan las cosas, pero también se puede ser arbitrario en no reconocer los esfuerzos que se hacen de forma coordinada con todos los actores sociales”.

Por su parte la titular del Ministerio de Recursos Naturales y el Ambiente, Juana Argeñal, ratificó la voluntad del Gobierno en proteger los bosques, promover el uso racional del agua a través de campañas educativas y en sí evitar la contaminación atmosférica.