•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Una organización ambientalista de Nicaragua demandó ayer a Costa Rica ante la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), con sede en Managua, por “daños acumulativos” contra el medio ambiente con la construcción de una carretera de 120 kilómetros en la margen sur del río San Juan.

“Cuando se dictó sentencia (en julio de 2012) quedó abierta la puerta para profundizar sobre los daños acumulativos posteriores”, explicó a periodistas el presidente del Foro Nacional de Reciclaje (Fonare), Kamilo Lara, tras poner la nueva demanda ante la CCJ.

La Corte regional, con sede en Nicaragua y a la que San José no reconoce, condenó en julio de 2012 a Costa Rica por la construcción de una carretera “de alto riesgo y peligrosidad ambiental” en territorio costarricense en la margen sur del río San Juan, de soberanía nicaragüense, y le ordenó suspender esa obra.

Los seis jueces de la Corte Centroamericana consideraron en la sentencia que la carretera costarricense de 120 kilómetros también afecta el corredor biológico de la región, la biodiversidad silvestre, la flora y la fauna.

Daños multimillonarios

El ambientalista indicó que en esa sentencia la CCJ se abstuvo de determinar la cuantía que en concepto de reparación se reclama por la responsabilidad incurrida, la que, según Lara, podría alcanzar 10 veces el presupuesto anual de Costa Rica.

El presupuesto de Costa Rica para 2014 asciende a unos 13,167 millones de dólares, 3.1% más que el de 2013, según cifras oficiales.

“Es un ecocidio, son 120 kilómetros lineales de daño ambiental”, señaló.

 

Carretera a la brava

Según la sentencia de la CCJ, Costa Rica actuó en forma unilateral, inconsulta, inapropiada y apresurada, violentando los compromisos internacionales bilaterales y multilaterales, válidamente contraídos.