•   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, negó el sábado haber criticado a su homólogo nicaragüense Daniel Ortega por el caso del poeta Ernesto Cardenal, quien denunció una persecución oficial en su país, y dijo que ya aclaró el tema con el gobierno de Managua.

El gobierno nicaragüense "estaba preocupado porque habían distorsionado unas declaraciones mías en periódicos sandinistas, pero ahí aclaramos", sostuvo Correa en su programa sabatino de radio y televisión.

El gobernante ecuatoriano evocó unas afirmaciones suyas del 21 de septiembre solidarizando con Cardenal, que por entonces se negaba a acatar una sentencia judicial alegando que se trataba de una venganza de Ortega.

"Aquí todo el mundo decía que era una persecución de Daniel Ortega contra Ernesto Cardenal. Yo dije: no conozco el caso, pero no creo que sea una persecución de ninguna especie, en todo caso ratifico mi aprecio y solidaridad" al poeta, señaló Correa.

En ese sentido, dijo que la prensa nicaragüense reprodujo esa declaración dejando ver como si "no respaldara" al presidente sandinista, lo que ya fue aclarado al embajador Tomás Borje.

Cardenal, de 83 años, fue sentenciado el 22 de agosto a pagar una multa de unos 1.000 dólares en un juicio por injurias y calumnias que un ciudadano alemán había promovido hace varios años en su contra y del cual había sido absuelto en 2005.

El juicio contra el poeta y sacerdote de la orden trapense y dos veces nominado al Premio Nobel de Literatura (2005 y 2007) se realizó días después de que Cardenal acusara al gobierno de Ortega de "ladrón" durante una visita a Paraguay.