•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Una Comisión Especial de la Asamblea Nacional comenzará este mismo viernes las consultas de un proyecto de reforma a la Constitución, que habilita la reelección presidencial indefinida y con mayoría relativa, y permite a los militares ocupar cargos públicos en situaciones especiales.

El coordinador de la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, Edwin Castro, dijo hoy que las consultas empezarán a la 10:00 a.m.

De acuerdo con los diputados, entre los primeros consultados para esas reformas están representantes del Ejército de Nicaragua y la Policía Nacional.

La Junta directiva de la Asamblea Nacional presentó hoy oficialmente a la Comisión Especial que trabajará las reformas parciales a la Constitución, propuestas por la bancada sandinista.

La comisión conformada por siete diputados, cuatro oficialistas y tres opositores, se encuentra esta mañana en el Salón Sacuanjoche del Parlamento, para trabajar en la lista de instituciones y organizaciones a las que citarán y consultarán sobre la reforma.

La oficialista Alba Palacios, preside la comisión que además integran los también sandinistas Edwin Castro, Irma Dávila y José Figueroa; junto a los opositores Javier Vallejos y Raúl Herrera, de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, y Wilfredo Navarro, del Partido Liberal Constitucionalista, PLC.

El presidente del Legislativo, René Núñez envió hoy a la comisión especial, la propuesta de reforma constitucional impulsada por el oficialismo que le otorgaría más poderes al presidente Daniel Ortega, incluido el de presentarse a una nueva reelección.

La diputada Palacios explicó a periodistas que la comisión especial discutirá la iniciativa y la presentará al plenario antes del 15 de diciembre, para su debate en primera legislatura.

La enmienda a la Carga Magna, presentada el viernes pasado por el grupo parlamentario del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, que tiene mayoría absoluta en el Congreso, elimina la prohibición de la reelección presidencial, lo que permitiría a Ortega aspirar a su cuarto mandato en los comicios de 2016.

Entre otras reformas contempladas en la propuesta está que el presidente de la República pueda ser electo con la mayoría relativa de votos, es decir con la mitad más uno de los sufragios, dicte decretos ejecutivos con fuerza de ley y nombre a militares en servicio activo para ocupar cargos en instituciones del Estado.

El jefe de la opositora BDN, Luis Callejas, reiteró a periodistas que su grupo no respaldará esas reformas constitucionales y anunció que integran la comisión "para denunciar las arbitrariedades de la misma".

Callejas dijo que se oponen a esa enmienda porque "no responde a las necesidades del pueblo en mejorar sus niveles de empleo, salud, educación, ni profundizar las libertades y derechos individuales de expresión, asociación, derechos sociales y políticos, sino todo lo contrario".

"Demuele el Estado de Derecho al eliminar la supremacía del poder civil sobre el poder militar, establecer persecución a nuestra democracia, al liberalismo y sustituirla por el socialismo, cristianismo y panteísmo ajeno a nuestra cultura e idiosincrasia", apuntó.