•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, reiteró este miércoles su rechazo a la actuación de observadores independientes durante los comicios municipales de noviembre, afirmando que "están financiados por fuerzas externas" y no son imparciales.

Ortega acusó a algunos organismos nacionales de observación de estar financiados desde el exterior, de no ser imparciales y de actuar como fuerzas de oposición al gobierno sandinista lo que les "descalifica" para ejercer esa labor.

La observación "la hacen de la mejor forma los fiscales de las agrupaciones políticas" que asisten a la contienda electoral, dijo Ortega, indicando que éstos "han jugado un papel serio" en defender el voto de sus respectivos partidos.

La posición de Ortega en torno a la vigilancia de los comicios del 9 de noviembre fue expuesta al inaugurar la XXII Conferencia de Organismos Electorales de Centroamérica y el Caribe, que sesionará en Managua miércoles y jueves.

Ortega también cuestionó la presencia de observadores internacionales los que dijo deben ser de organismos no comprometidos con ninguna fuerza política ni subordinados a las políticas de Estados Unidos.

El Consejo Supremo Electoral (CSE), a 20 días de la votación, no ha extendido el permiso para realizar labor de vigilancia a observadores nacionales e internacionales, como es tradición desde los comicios de 1984.

El único organismo acreditado por el CSE es el Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica, integrado por ex magistrados de las instituciones electorales del hemisferio, pero al que la oposición rechaza por considerar que guardan la misma línea política del gobierno.